Opinión / A mí no me líe

El socio del PSOE incendia de nuevo las calles

Por Javier Ancín 27 mayo, 2020 - 9:24

Altercados en la Plaza del Castillo durante la manifestación ILEGAL a favor del preso asesino de la banda terrorista ETA Patxi Ruiz. MIGUEL OSÉS
Altercados en la Plaza del Castillo durante la manifestación ILEGAL a favor del preso asesino de la banda terrorista ETA Patxi Ruiz. MIGUEL OSÉS

Las pinturas negras de Goya se descuelgan de la Quinta del Sordo para pasearse por las calles de Pamplona, homenajeando a un asesino, vasco, de apellido Ruiz y de nombre Patxi. Etarra de poco pedigrí que le pegó dos tiros a Tomas Caballero en su coche. Un luchador antifranquista asesinado en el altar de la raza, la suya, que el nacionalismo sigue persiguiendo desde su inicio, va ya para siglo y medio.

Las pinturas negras de Goya, a plena luz del día, envalentonados por las nuevas circunstancias, un gobierno que necesita sus escaños para sus tejemanejes políticos -básicamente que Sánchez, un yonki del poder, siga en el sillón-, recorriendo la plaza del Castillo empujando a todo aquel que se les pone en su camino. La calle es mía, fascistas, hasta que alguien les dijo que los fascistas son ellos y la manada aberchándal, revuelta como un perro rabioso, la emprende a hostias contra todo, destrozando las terrazas en las que se sentaban después de más de dos meses de encierro jóvenes, familias, niños... ciudadanos. Personas. La calle es mía y le doy fuego cuando me sale de los cojones.

Los socios del Psoe, blanqueados, sicarios vestidos de comunión, toman las calles e imponen su ley. Tú, a callar, aquí mando yo. Se acaba el coronavirus, comienza la epidemia del virus batasuno, recurrente como el dolor de una cicatriz cada vez que va a cambiar el tiempo. Nunca nos libraremos de esta enfermedad. Contra eso no hay vacuna. Nuevas generaciones nacidas ya el el tercer milenio pero educadas en el odio y el resentimiento de siempre -tienen el reloj de la historia detenido en un punto indeterminado de su delirio-, siguen con su matraca de violencia, destrucción, imposición, dictadura... Siguen en su locura negra.

Decía Serrat que nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio. Es la vida, chico, asúmelo, Pamplona no tiene remedio.

‪La verdad es que con eta y sus pactos con el Psoe hemos aprendido una cosa. No muráis por ninguna causa. Si queréis tener éxito, matar por ella. Mucho. Siempre habrá un socialista que te recompense. Hay que normalizarlos, es decir, alguna razón tendrán. Además, son de izquierda, como nosotros.

¿De qué sirvió tu sacrificio? De nada. El constitucionalista muerto al hoyo el etarra vivo de la mano del Psoe al bollo. C'est la vie, que dicen los franceses. El PSOE no tiene remedio. No te pongas triste, no sirve ya de nada.

Qué más da que un partido justifique y nunca condene un asesinato o una violacion o la extirpación del clítoris en las niñas a machetazos, sus votos cuentan, son escaños con los que sumar. Se le llama progresista y listo. 5 escaños de los que mutilan niñas a bombazos al morral de Sánchez. 5 menos para llegar al número soñado 176 de la mayoría absoluta. Al bollo, señores, que el socialismo no se hace solo... hay que hacerlo.

El Psoe votó en Europa en contra de que la eurocámara investigara los crímenes sin resolver que aún tienen bajo la alfombra sus socios de la eta. No hay línea roja que se interponga entre un socialista y la tajada.

Algo ha cambiado en estos meses de confinamiento, ahora los criminales son socios del gobierno de España. Esa es la nueva normalidad, ese mantra estúpido con el que no deja de percutir Sánchez en todas sus putas comparecencias. La nueva normalidad como tierra prometida.

La nueva normalidad, realmente, es ese bar de copas que hay en todas las ciudades del mundo al que apodan el desguace donde la clientela, siempre callada, a dos metros los unos de los otros, los antebrazos en el canto de la barra, vencida la mirada que mira al vacío del vaso medio lleno que tiene entre las manos, solo tiene pasado, sin futuro ya que le espere cuando decida salir de allí, cuando cierre el garito o el país la persiana, dentro de poco. La verdad es que esto es una puta mierda, amigos, sin remedio. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El socio del PSOE incendia de nuevo las calles