• lunes, 29 de noviembre de 2021
  • Actualizado 16:36

 

 
 

Opinión / A mí no me líe

Los problemas con Iberia de don Dramón Alzórriz

Por Javier Ancín 13 octubre, 2021 - 9:54

Haberte ido en bicicleta al camping de Oricain, más sostenible y respetuosa con el medio ambiente que quemar queroseno por mero disfrute personal.

Ramón Alzórriz, accede al Parlamento. PABLO LASAOSA
Ramón Alzórriz, accede al Parlamento. PABLO LASAOSA

Hay veces que te dan hechos los artículos. Coges el folio, lo pones sobre el personaje, pasas la mina del lápiz, como hacíamos en el cole tiqui-tiqui-tiqui... y te lo calcas al carboncillo. Voilà, un Coronalzórriz. Puede usted colgarlo en su casa si quiere, señora, dado la vuelta, que tampoco es plan de dar susto a los niños y las abuelas.

Coronalzórriz, ese portavoz socialista en el parlamento de Navarra con pintas de náufrago de un carguero de Chetos disfrutando en su isla bajo la palmera, bolsa va, bolsa viene, se nos cabreó por las redes sociales. Vaya por Dios. ¿Quién ha hecho llorar bilis a nuestro Demóstenes foral? Iberia, la malvada aerolínea. Intolerapla.

La escena seguro que tuvo mucho de lo siguiente, veréis, yo así la imagino.

Aeropuerto. Empleado aburrido o hasta los huevos directamente. Coronalzorriz que se acerca con su billete viejuno al mostrador -haberte sacado digitalmente la tarjeta de embarque antes, gañán- sandalias, bermudas y camisa o de manga corta o directamente hawaiana. Mochila al hombro, cara, porque el socialismo es mucho de mochila al hombro y cara, como para empatizar con el populacho que les vota y del que huyen como de la peste.

- Buenos días, señorita y señorito, soy Alzórriz, Coronalzorriz... sonrisa y destello de piño, como en las pelis. Clinnnnnn. Tengo un vuelo que coger... sin sospechar que iba a ser otro tipo de vuelo, en globo, para ser concretos, el que estaba a punto de pillar.

- Pues ya no hay sitio, le meto en el siguiente, dentro de siete horas. Tome estos vales y échense unas cervezas en el bar mientras esperan. Hala, el siguiente, por favor.

Y ahí ya se desata la hecatombe. Coronalzórriz, como buen socialista, desbordado por la situación sin saber qué solución tomar, balbuceante, sin capacidad ni de análisis ni ejecutiva, con los vales de las birras en la mano se acerca a su acompañante que lo mira con cara de qué cojones hago con este tío. Si lo llego a saber me voy con Maiorga, que es un dandi, y no con este Algarrobo de la vida, joder. Facepalm, es decir, la mano en la cara y morderse el labio inferior... mierda de vida.

- Haz algo, joder, ¿tú no mandabas tanto? Se cachondean de ti, te tratan como a un mindundi. Yo creía que tenias más poder, qué desilusión, joder, qué desilusión, así no vamos a ningún lado, Ramón.

Y claro, Coronalzórriz, que otra cosa no pero mesura y buen juicio, tampoco, se le habría hinchado la vena, cogería el móvil con sus manos recias llenas de callos de no pegar palo al agua en su vida, salvo de resaca, y se puso a teclear frenético, ciego de ira y del clásico, tan estatal, que Coronalzórriz tiene pinta también de los que dicen estado español: Me van a oír, me van a oír, estos no saben quién soy yo. Un poco por chulería otro poco por impresionar a la compañía, marcando paquete institucional, fenomenal y tal. Todo con mucha rima atropellada y mucha prosopopeya, que es eso de bufar como un ñu haciendo creer que se hace algo más de lo que realmente se hace.

Y en la senda de lo que afirma María Blanco, de votasteis gestos, tenéis gestos, evacua dos tuitazos de los de hacer temblar el misterio como dos capullos de rosa socialista... y que salvo aliviarle la presión abdominal al señoro, poca utilidad real tuvieron.

"Después de más de un año de pandemia, uno busca los momentos no podidos vivir con su gente. Hoy, con ilusión, mi pareja me llevaba a una capital europea, pero Iberia ha decidido arruinarnos el puente por “overbookin”. Como pueden vender más billetes que plazas existentes?"

“Y como nos dejan fuera, nos meten en otro vuelo a las 19,30 que también tiene “overbookin” tras más de 7 horas de espera, sin la seguridad de volar. Iberia vergüenza. Y el colmo, siguen vendiendo plazas en internet para ese vuelo que está completo”.

Haberte ido en bicicleta al camping de Oricain, más sostenible y respetuosa con el medio ambiente que quemar queroseno por mero disfrute personal, y nadie te habría jodido el puente, que esa es otra, irse de puente, en avión, con la matraca que dais con el puto ecologismo. Quédate en casa o mejor, en el despacho, y soluciona aunque solo sea uno de los mil problemas que nos acechan a los navarros, copón. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los problemas con Iberia de don Dramón Alzórriz