Opinión / A mí no me líe

El PAI me la trae al pairo

Por Javier Ancín 14 diciembre, 2016 - 7:44

A veces, qué cosas, nuestra opinión coincide con la de los mandamases pero por motivos completamente opuestos a los de ellos. Que quiten el PAI ya.

Inicio del curso escolar 2016-2017 para los alumnos de Infantil y Primaria del Colegio Público Doña Mayor de Navarra en el barrio pamplonés de Ezcaba (3). IÑIGO ALZUGARAY
Inicio del curso escolar 2016-2017 para los alumnos de Infantil y Primaria del Colegio Público Doña Mayor de Navarra en el barrio pamplonés de Ezcaba (3). IÑIGO ALZUGARAY

Me he sentado hoy frente al folio pensando en escribir un alegato a favor de la educación pública y contra las personas que la están destrozando, pero me he dado cuenta de una cosa: la educación pública me importa un bledo y que por mí como si desaparece. Cuanto peor le vaya a la educación pública mejor le irá a la gente que me cae bien. Ninguna familia de las que aprecio lleva a sus hijos a un colegio público. Como esto ya es un un sindiós irreversible de sálvese quien pueda, con su pan ideológico se lo coman, yo también voy a ir exclusivamente a lo mío. A mí me la trae al fresco lo que se enseñe y cómo se enseñe en las aulas de adoctrinamiento sistémico.

Es más, me divierte ver cómo están empeñados los políticos en crear a esos txapaledunes de la txapela a rosca destinados a ser ladrillos de un conglomerado ajeno a ellos como individuos. Si por mí fuera, les pondría de 8:30 a 14:30 clases de carrera de txingas en todas las aulas. Hay que hacer país, joder, te dirán, mientras los que quieren que hagas país suspiran por seguir haciendo dinero o acumulando poder. Los países en construcción necesitan muchos ladrillos de carne y hueso para que los capataces de siempre y sus familias vivan cada vez mejor, pero esa ya no es mi guerra.

Sigamos, que me pierdo en mitologías. Fui a un cole concertado y cuando acabé todo ese periodo pasé a una universidad privada. Mi única experiencia con la educación pública fue un año que por un siroco que me dio me matriculé en la UNED en Ciencias Políticas. No duré ni un curso. Salí por patas espantado. Yo vi a Podemos mucho antes de que ellos se vieran a sí mismos y me faltó campo por Arrosadía para correr como alma que lleva el diablo. No tengo hijos pero si los tuviera no pisaban un centro de esos de transmisión de ideología ni fuera de horario lectivo aunque sea para jugar en las canchas de fútbol del patio, por si se les pegaba algo. 

¿Que quieren hacer ingeniería social, o sea, ideología, con esos críos? Que la hagan, Darwin juega de parte de los que no pertenecemos a ese grupo social. La selección natural no la inventé yo, oiga, a mí que me registren. El mejor formado dirigirá el mundo y el más ideologizado desfilará tras una bandera con los cencerros en el culo para regocijo de alguien que come más caliente. Cuanto más desastrosa y arrasada esté la educación cautiva pública mejor para mí y para los hijos de las personas que no hacen uso de ella.

De todas formas, lo que no entiendo de todo este lío del PAI es por qué si había un modelo de enseñanza en inglés con el que los padres querían seguir educando a sus hijos, el aparato gubernamental, que se supone está al servicio de los ciudadanos, va y les dice que no, que fuera, que aquí se va a hacer lo que al alcaide de turno le de la real gana y que, si no lo va a quitar porque queda muy feo en este siglo eso de quitar cosas, os lo va a poner muy difícil para que podáis seguir educando a vuestros hijos como habíais decidido.

Si yo tuviera hijos en este modelo montaba un pollo de padre y muy señor mío porque me resultaría espantoso ver cómo políticos los manosean así, usándolos como mampostería de un entramado loco que solo está en las cabezas de esos iluminados que viven de la ingeniería de almas.

Luego la realidad, que es más prosaica, les preguntará a esa carne de cañón que salga de esas aulas para conseguir un puesto de trabajo, qué sabes hacer. ¿Yo? Yo sé hacer identidad y conciencia nacional, dirán, bueno, en realidad ni eso, yo solo soy un ladrillo patriótico para que otros la hagan conmigo mientras se llevan, se van llevando, sus sueldazos a casa. Ah, pues muy bien, ya le llamaremos y tal. ¡El siguiente! Y eso es todo. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El PAI me la trae al pairo