Opinión / A mí no me líe

Las madres navarras son una fatxas

Por Javier Ancín 28 noviembre, 2018 - 8:49

Uxue Barkos lo ha vuelto a hacer. Ha dado una nueva patada a la sociedad navarra, esta vez en el culo de las madres.

Uxue Barkos, en una imagen junto a Koldo Martínez, ambos de Geroa Bai-PNV, no devolverá el dinero a las madres navarras. IÑIGO ALZUGARAY
Uxue Barkos, en una imagen junto a Koldo Martínez, ambos de Geroa Bai-PNV, no devolverá el dinero a las madres navarras. IÑIGO ALZUGARAY

Llamada al coche. Yo de viaje. Oye, que nada, que las madres de navarra, las únicas de todos España -vascas incluidas. El peneuve solo putea en Navarra-, se quedan sin la pasta que los tribunales han declarado que les corresponde, por retenciones ilegales, de su prestación por baja de maternidad. ¿Es mucho?, preguntó.

Una publicidad de un bufete de abogados que hay por la radio buscando clientela para poner reclamaciones a mansalva dice que, de media, unos 2000€ por cabeza. Lo que sea, le comento, como si son 20 duros con el careto de Manuel de Falla impreso en el billete aquel. Aunque sea solo para pipas. Es vuestro dinero, madres navarras, joder.

Uxue Barkos lo ha vuelto a hacer. Ha dado una nueva patada a la sociedad navarra, esta vez en el culo de las madres, y la sociedad, que está para sopitas de ajo y paseitos cortos al sol, se calla, baja la cabeza y humilla. Cualquiera dice nada, que esta gente, dice mi interlocutora, ya sabes cómo se las gasta. En manada cuando te quejas y sin piedad. Con lo bien que vendría ese dinero para navidades, que un bebé gasta mucho, pero no quiero jaleos. El típico síndrome de la mujer maltratada, pienso, y cuelgo, encendido. Pero mucho. Encendido como el Vesubio a punto te sepultar Pompeya.

Yo la entiendo, a mí también me cuesta cada vez más escribir sobre esta mierda sin aparente solución que es Navarra. Pero, yo qué sé, alguien tiene que decir el bebedero de patos borrachos en el que se ha convertido esta bendita tierra (de los cojones) en la que solo se maman los amigos del gobierno, subvención va, subvención viene, a costa de los más desvalidos, de los más débiles de esta comunidad foral.

Al lío. Acelero. A ver si me caza un puto radar otra vez, me digo, pero tengo prisa por llegar a meterle mano al tema. A donde sea. Zumba AC/DC en el coche -un coche fascista, que es diésel y con bastantes caballos-. Thunderstruck en bucle cargándome -sin erre- hasta llegar a la siguiente área de servicio, pedir un café doble, triple, fumar en pipa, teclear... y desahogarme. Cada mesa un Vietnam, y en esta perdida en mitad de la nada, con un café tan malo como Koldo Martínez intentando levantar una excusa creíble, ni te cuento. Pasen y vean.

El gobierno Uxue Barkos es una mentira. Podemos, Izquierda Unida, Bildu y el PNV de la presidenta han votado en contra de que a las mujeres les den su pasta. Que a estas alturas de la legislatura, y de la vida, alguno de estos partidos de ultraderecha y ultraizquierda que conforman el cuatripartito se denomine social, en cualquiera de sus variantes, modelos, colores, sabores, olores... es una de esas coñas marineras que ya solo se las tragan sus fieles, sus muy fieles, sus fanáticos.

IU, Podemos, el PNV y los Batasunos de Bildu solo son unos partidos nacionalistas vascos en Navarra que lo único que persiguen es... tachán, su mamarrachada de euscalerría. Como euscalerría es una invención, ni la encuentran ni la encontrarán, pero mientras, chupan hasta el tuétano de la sociedad que intentan destruir que esa sí que es bien real, dejando tirada a la gente que lo pasa mal.

Ellos están contra España. Ellos solo han venido a la política a estar contra España. Que por eso dicen que no van a devolver el dinero que la Hacienda Navarra tiene ilegalmente, que como no somos españoles no lo devolvemos porque a nosotros España no nos manda y que para eso tenemos una hacienda propia, para decir que no somos España y ya que estamos, para putear a nuestras mujeres: que se joda el capitán que no ceno rancho. Que se joda España que las mujeres navarras no cobran su pasta. Tal cual.

Este gobierno demencial de Navarra ha venido a luchar contra España como el Quijote luchaba contra molinos, creyendo que son gigantes, y para ello no dudan en hacer la locura que sea en cada momento. Cuentan que Felipe V, que estaba como un cencerro, en su palacio versallesco de La Granja, intentaba subirse a los caballos de los tapices. Pues el gobierno de Barkos, igual. Ellos ven una ikurriña y se intentan montar encima como si fuera una alfombra mágica -y no un trapo ilegal en la tierra que les paga y que no despega, joder, que no despega, copón- para que les lleve a su paraíso, como dice el Vecino, de letxe y miel, a costa del bienestar de los que estamos indefensos bajo su delirio.

Mientras esta paranoia aberchándal se desarrolla, la vida real que cuesta un ojo de la cara no se detiene y avanza. Aquí un pañal, una crema para el culo escocido, un patuco, una lata de leche, unas bolsas de papilla o una vacuna contra un tipo de meningitis, por ejemplo.

¿Sabéis lo que que cuesta esa vacuna de la meningitis que no está en el programa de vacunación la sanidad Navarra, pero que los pediatras te recomiendan que se la pongas a tu bebé? 400€. CU-A-TRO-CI-EN-TOS-E-U-ROS. Seguro que muchas familias la dejan pasar por el coste tan elevado que tiene.

¿Cuántas vacunas contra la meningitis se pondrían con ese dinero que la presidenta Barkos se lo niega a las madres, fundiéndoselo en sus amigos, con sus amigos, entre sus amigos... para sus monsergas, en sus milongas, sus bailes regionales y las publicaciones exclusivamente en su idioma, ese que no hablan ni ellos (se lo impide Franco, ya saben. Se les aparece al tercer pacharán y se lo prohíbe) ni cuando están acodados en las barras de los bares? Joder... que tenemos oídos, coño, que Irroña es un pueblo. ¿Cuántas vacunas se dejan de poner a los bebés navarros por ese capricho político del cuatripartito nacionalista vasco de Barkos?

Espero que no tenga que escribir en mayo que tenemos el electorado que nos merecemos -los bebés no tienen la culpa de nada- porque siguen estos antisociales de PNV, Podemos, IU, Bildu en la poltrona, negándonos nuestros derechos y nuestro dinero. Sigo viaje. A la mierda. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las madres navarras son una fatxas