Opinión / A mí no me líe

Cataluña gobernada por el nieto de un franquista

Por Javier Ancín 17 febrero, 2021 - 9:03

¿Quién es el jefe de todo esto? Pues quién va a ser. El poder cambia de chaqueta pero siempre flota.

El candidato de ERC a la presidencia de la Generalidad de Cataluña y vicepresidente en funciones, Pere Aragonés (i); junto al líder de ERC y exvicepresidente del Govern, Oriol Junqueras. FOTO David Zorrakino / Europa Press
El candidato de ERC a la presidencia de la Generalidad de Cataluña y vicepresidente en funciones, Pere Aragonés (i); junto al líder de ERC y exvicepresidente del Govern, Oriol Junqueras. FOTO David Zorrakino / Europa Press

Le oí comentar a Garci en su "Cowboys de media noche" que si el siglo XX era según Camus el del miedo, este siglo XXI que nos ha tocado transitar, lo consideraba que era el del estupor. El estupor la RAE lo define casi poéticamente como asombro, pasmo, y médicamente como la disminución de la actividad de las funciones intelectuales, acompañada de cierto aire o aspecto de asombro o de indiferencia. 

Un venga, ya, no puede ser posible. Y qué más... Cada día una chorrada nueva que te deja con la boca abierta, como cuando en las pelis el protagonista ve la que se le viene encima, con esa cara que se te queda cuando un dinosaurio corre hacia ti de frente, a toda velocidad, y te quitas las gafas de sol, sin dar crédito a lo que está viendo. Cuando se fumaba en el cine se les caía el cigarrillo a los actores de la comisura de los labios, pero ahora eso es fascismo o antifeminismo o falta de conciencia ecológica o algo, algo con el que montar un ministerio o un chiringuito para ganar dinero señalándolo. Seguro. Fumas como Hitler, aunque Hitler nunca fumara y fuera en realidad vegano.

Si antes de ayer era Iglesias el que nos decía que el gobierno que vicepreside no es una auténtica democracia -nunca está de más ver cómo asume que no es un verdadero demócrata-, ayer Garzón, ese muchachito con pintas de vendedor de servicios de telefonía fija y móvil, internet y televisión puerta a puerta, ¿conoce nuestras ofertas, es usted el titular de la línea?, retuiteaba a un chalado que directamente esputaba que los jueces eran unos nazis. Dos ministros de Sánchez incendiando la sociedad para que se cree humo y puedan seguir viviendo de nosotros, sin que nadie repare en su desastrosa gestión sanitaria y económica del último año. 

Estupor, siempre. Como cuando te enteras de que el abuelo del candidato de ERC a presidir la Generalitat, Aragonès -38 añitos tiene solo la criatura. A mí, que he gastado de largo los cuarenta, se me ha pasado ya el arroz hasta para ser un carcamal nacionalista/independentista-, es nieto de un alcalde con Franco (que tiene el culo blanco porque su mujer... blablablá). 

Asombro, decía, o no tanto, porque al final es lo de siempre. Mandan los que llevan mandando desde que el mundo es mundo. El jefe de todo esto, como el título de la peli de Lars von Trier. ¿Quién es el jefe de todo esto? Pues quién va a ser. El poder cambia de chaqueta pero siempre flota. Hay familias que aunque hoy llegaran los marcianos y nos sometieran, acabarían de una u otra forma con antenas en la cabeza para no perder cuota de mando en el nuevo régimen galáctico. Nosotros somos también marcianos, desde hace muchas generaciones, con RH extraterrestre. Yo Aragonès pero de Marte.

Aragonès... Algún día habrá que hablar a conciencia de los apellidos de los políticos. Monedero imputado por llevarse dinero al apellido, Iglesias le daría fuego al suyo por clerical. Montero, el de Irene, que según el diccionario es la persona que busca y persigue la caza en el monte, o la ojea hacia el sitio en que la esperan los cazadores, algo o a alguien habrá cazado, como hay Dios. Belarra, hierba en vascuence, se lo ha fumado. Casado está divorciado de sus votantes. Txibite, si lo lees con acento francés, “chie vite”... apesta, como sus pactos con el partido de la eta

Echenique condenado por usar contra todos su segundo apellido, Rooba, al no pagar la seguridad social de su asistente. Ortega Smith de los españolazos Smith de toda la vida. Coronalzorriz, contra su tonsura.

Y Aragonès, que por mucho que le ponga la tilde hacia la otra vertiente catalán, lo que se dice, catalán.... Aragonès, no es. Y así podríamos encontrar mil. Freud explica mejor la política que nadie, incluso si buscamos, también el estupor, seguro. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cataluña gobernada por el nieto de un franquista