Opinión / A mí no me líe

El AVE de Navarra, para Cantabria

Por Javier Ancín 07 junio, 2019 - 9:18

Esta semana he explorado territorios ignotos para mí. Territorios mentales desconocidos, territorios por los que jamás pensé que fuera a transitar. Por primera vez en mi vida sentí envidia de un señor con bigote: Revilla. Para los despistados, el presidente de Cantabria.

Los dos líderes del PNV, Uxue Barkos e Íñigo Urkullu. IÑIGO ALZUGARAY
Los dos líderes del PNV, Uxue Barkos e Íñigo Urkullu. IÑIGO ALZUGARAY

El tipo que agasaja a todo Dios con anchoas salió de la ronda de consultas con el rey para para la formación del próximo Gobierno y dijo la salvajada de: si Sánchez quiere que le de el voto para que sea presidente de España tendrá que construirnos el AVE a Cantabria. Locurón, pensé yo, un presidente de comunidad que quiere algo tan horrible como el progreso para su tierra. Qué desfachatez... cómo pueden votar los cántabros a un chalado así.

Más o menos por las mismas fechas que el presidente de Cantabria pedía infraestructuras del siglo XXI, el peneuve le pidió a Sánchez Navarra. Navarra, así, con dos kojones jeltzales. Si quieres tener nuestros votos, Navarra para nosotros. ¿Y para qué quieren los de los bilbaínos jardines de Albia que Sánchez les regale Navarra, para ponernos el AVE? No, precisamente para todo lo contrario, para que Navarra no lo tenga. Al nacionalismo vasco cuanto peor le vaya a Navarra, mejor para sus interés.

El peneuve y esos otros partidos nacionalistas vascos que son Ezker como se llamen ahora y Podemos que no pueden -salvo sus jefes que por ahora sí que pueden tener 250 000€ en el banco-, lo que piden para Navarra es que en ella manden los matxirulos de Bilbao y que no haya AVE, que el tren es muy malo. Nada más.

Pues bien, esa recua, esa nave de los locos, quiere Txibite que le haga presidenta. Y como solo aspira a ir en coche oficial como su jefe con gafas de sol va en helicóptero y avión de todos, el AVE navarro, como una buena profesional del soplado de vidrio, se la sopla a dos manos.

Porque, seamos serios, ¿quién puede querer un tren de alta velocidad? Nadie... nadie que no sea tonto del culo, claro, como se demuestra que salvo los que mangonean Navarra para los nacionalistas vascos, no hay nadie que no quiera que le pongan una línea de tren moderno en la puerta de su casa.

Incluso esos mismos nacionalistas vascos que se lo niegan a Navarra lo piden para su comunidad, que en Euskadi andan como locos para que se lo terminen los pérfidos españoles y puedan conectarse tanto con Andalucía -vía Madrid, la cuarta capital vasca-  para ir tanto de veraneo a las costas de Eskadiz como con París, para ir a ver a la familia a La Santé.

¿Se acuerdan de la célebre escena de La vida de Bryan, la de qué nos han traído los romanos? Pues en Navarra, creo que había una oficina dependiente de la diputación que se dedicaba a traer rodajes por aquí, podríamos filmar la segunda a parte.

¿Qué no nos han traído los nacionalistas vascos a los navarros? Pues, por ejemplo, los nacionalistas vascos no nos han traído los trenes de alta velocidad. ¡Que se los lleven a Cantabria, disidentes! En Navarra, carromato, con Ka, pero para tirar de él, que por algo al otro lado de la muga con la comunidad autónoma vasca nos llaman naburros. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El AVE de Navarra, para Cantabria