Opinión / Desde la década de 1990 realiza entrevistas para el periódico El Mundo.

El error y sus consecuencias

Por Esther Esteban 25 junio, 2016 - 8:45

Reconozco que me he equivocado. Como otros muchos pensé que el Reino Unido no dejaría la Unión Europea que, finalmente el "Remain" ganaría al "Leave " pero no ha sido así.

Los ingleses han votado por abandonar la Unión Europea con un 51,9% de los apoyos para el Brexit, por un 48,1% de papeletas en favor de la permanencia. Nada más conocerse el resultado se ha desencadenado una histórica caída de la libra esterlina y de los mercados bursátiles europeos que se han hundido, pero lo peor además de las desastrosas consecuencias económicas es que estamos ante un desafío sin precedentes en la UE y el Reino Unido deber caminar por un escenario completamente nuevo y desconocido.

Ante la crisis abierta en el país, es lógico que el primer ministro, David Cameron, haya anunciado su dimisión después de llevar a su país a un lugar de grandes riesgos e incógnitas de gran calado, pero de todo esto habría que sacar consecuencias.

Las causas que han llevado a los ingleses mayoritariamente a quererse separar del resto son muchas, pero hay una de ellas que resulta especialmente preocupante: la inmigración. Hemos leído estos días que la inmigración se ha convertido en lo que los británicos llaman el elefante en la habitación: el tema inevitable que nadie puede eludir y que amenaza con aplastar a cualquiera que se ponga delante.

Hoy por hoy, es el segundo tema que más preocupa a los británicos, codeándose con la economía y robándole protagonismo en titulares, gracias a noticias como el aumento imparable de la inmigración neta (333.000 el último año) o a incidentes como el reciente rescate de 18 albaneses que intentaban cruzar el Canal de la Mancha en un bote de juguete.

El 76% de británicos considera que los niveles actuales de inmigración son insostenibles. Y según un sondeo de YouGov, el 57% cree que la inmigración sería más baja tras la salida de la UE. Eso unido a la subida de la extrema derecha en casi toda Europa presente un panorama poco halagüeño. "Todos los años se añade a este país una ciudad equivalente a Oxford con inmigrantes europeos", advirtió el ex alcalde de Londres, Boris Johnson, durante la campaña.

"Las nuevas cifras son escandalosas y demuestran que la única manera real de controlar la inmigración es saliendo de la UE" recalcó. Ese es uno de los muchos mensajes que han calado en la opinión pública británica y que han hecho que se incline la balanza.

Sea como sea la salida es un desastre imprevisto, que hasta hace poco nadie planteaba como real, por mucho que las encuestas apuntaran en esa dirección. De hecho no sólo va a crear una gran fractura en la Unión Europea sino dentro del propio país y ya se está barruntando que hay regiones como Irlanda del Norte o Escocia que también se van a sentir tentadas de abandonar Gran Bretaña para quedarse en el seno de la UE.

"Escocia ha dado un voto fuerte e inequívoco a favor de permanecer en la UE. Ese voto deja claro que el pueblo de Escocia ve su propio futuro dentro de la UE", ha asegurado Nicola Sturgeon, la primera ministra escocesa, quien en los últimos días ya planteó la posibilidad de que
Escocia lleve a cabo un nuevo referéndum para independizarse del Reino Unido si ganaba el Brexit, como ha ocurrido.

Así pues el resultado del referéndum además de costarle su carrera política a Cameron --que se ha comportado como un político de tercera división, que se lo ha jugado todo en un intento a la desesperada de fortalecer su liderazgo-- ha dejado un panorama plagado de incógnitas donde son más los perjuicios que los beneficios.

A partir de ahora todas las posibilidades están abiertas pero hay una cosa clara: querían ser diferentes y lo van a ser, pero el asunto es que el sentido imperialista y trasnochado de algunos ha desembocado en una aventura compleja que los británicos ya están notando en sus bolsillos y que no tardarán en lamentar . Ellos y también nosotros.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El error y sus consecuencias