Opinión /

Las mentiras de Chivite y la indecencia del PSN

Por Editorial 19 junio, 2019 - 21:07

El PSN no traiciona solo a Navarra con su acuerdo con los proetarras y el PNV, sino que su vileza afecta a su propia historia y a la de las gentes que lo representaron. 

María Chivite, secretaria general del PSN en Navarra. IÑIGO ALZUGARAY
María Chivite, secretaria general del PSN en Navarra. IÑIGO ALZUGARAY

Hace sólo unos días, los socialistas de Navarra filtraban a los medios que ellos presidirían el Parlamento y que Bildu no estaría en la mesa de la Cámara. 

No hacía falta ser muy listo para saber que todo era mentira y que creer esa patraña teledirigida era tan peligroso como hacer puenting con la cuerda más larga que el vacío al que lanzarse.

Un vacío tan enorme como al que se ha tirado este miércoles el PSN, recogido por los brazos de los proetarras de Bildu y los xenófobos del PNV, una auténtica indecencia para cualquier navarro de bien que encima visten de "progresismo". 

Sorprende que en las filas socialistas todos los militantes guarden silencio y no vean el juego de trileros que sus jefes manejan para llegar al poder a cualquier precio, incluido el del honor.

María Chivite prometió en campaña que no tendría acuerdos con los radicales de Bildu y hoy ha votado feliz y contenta con ellos para que Unai Hualde, el líder de un partido que quiere acabar con Navarra, sea presidente del Parlamento foral. Después han venido los abrazos, las risas y la euforia desmedida con todos aquellos que justificaron matar para llegar a esto.

De igual forma, buena parte de los candidatos municipales socialistas suplicaron a los filoetarras, algunos de ellos con juicios pendientes por colaborar con la banda criminal, que les dieran sus votos para llegar a las alcadías. Una posición inexplicable para los que hemos creído en el PSN como partido constitucionalista y navarro.

Nos engañaron. 

Esta sinrazón socialista por el poder no le saldrá gratis al PSN, que no ha sido todavía capaz de reconocer su evidente derrota en las urnas mientras mantiene que va a conformar una "mayoría de 23", cuando son necesarios 26 votos para gobernar y Bildu es clave en su ecuación. 

¿Se piensan que los ciudadanos son tontos? ¿Se creen que el engaño y la mentira vale de forma permanente? ¿Piensan que su cambalache con Bildu es aceptable?

Comienza una época terrible y complicada para la Comunidad foral después de que el PSN haya decidido apuntalar al cuatripartito nacionalista.

¿Cuándo mentían? ¿Cuando hacían oposición a ese cuatripartito por su agenda nacionalista o ahora que se echan en sus brazos por un trozo de poder?

Ha sido una inmoralidad histórica para Navarra, pero también una traición a la historia del PSN.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las mentiras de Chivite y la indecencia del PSN