• miércoles, 25 de mayo de 2022
  • Actualizado 03:13

 

 
 

Opinión / Desde el periscopio

Josu Ternera eta Unai Hualde

Por Cartas desde mi submarino en el Arga 17 abril, 2022 - 9:51

Hay días en que, a pesar de que uno ya ha visto muchas nevadas y peina mas canas que otra cosa, la vida te vuelve a sorprender y te obliga a reflexionar sobre el sorprendente empeño que tienen algunos seres humanos en comportarse sin utilizar ni un solo resquicio del cerebro que Dios tan sabiamente ha diseñado para nosotros y con tanta generosidad nos ha regalado.

Estos días seguimos en el USS FORALICO patrullando las inmediaciones del Mar Negro, que el conflicto bélico se está agravando y la OTAN ha decidido actuar con rigurosidad y firmeza. A pesar de la tensa situación reinante y las muchas horas de guardia que conlleva, procuro sacar cada día un ratico para saber qué ocurre por nuestras tierras navarras y ahí siguen las noticias sobre la Korrika, que es esa fiesta, otra más, inventada para politizar en este caso una lengua, el euskera, y juntarlo de nuevo de manera indefectible con la ikurriña, euskalherría y ETA.

Y este año, con esto de que el presidente Sánchez ha decidido blanquear al mundo de ETA a través de Bildu y en Navarra Chivite se ha convertido en la mejor socia y defensora de los herederos de ETA, el nacionalismo se ha venido arriba y se ha quitado la kaputxa, mostrando a diestro y siniestro  su verdadero ADN. Y qué mejor escaparate que la Korrika para dejar bien claro lo que casi nadie dudaba. Ya lo dijo Arzalluz, unos mueven el árbol y otros recogen las nueces.

Y ahí, entre un mar de ikurriñas salpimentadas por fotos de los diferentes héroes de euskalherria, valientes gudaris del tiro en la nuca y bomba lapa, una figura que destacaba sobre las demás por tener el honor de portar el testigo de la gran fiesta vasca, el héroe nacional Josu Ternera. Su larga lista de méritos excede con creces el espacio del que aquí dispongo, pero todos ellos quedan culminados con la valerosa acción militar llevada a cabo por este gudari de m… el asesinato de cinco niñas en Zaragoza. Tantos años de valiente y honrosa lucha por la causa vasca merecían cuando menos este emotivo homenaje.

Pero no fue el único homenajeado, que UnaiHualdeelpresidenteparlamentarra también quiso sumarse a la fiesta de los homenajeados de ETA y tuvo el gran honor de portar, eso si, solo durante unos pocos metros, por el peligro de una más que probable lipotimia, el testigo de la Korrika. Y así, rodeado de una mar de banderas de otra Comunidad que a UnaiHualdeelpresidenteparlamentarra le gustan más que la suya y testigo en alto, posó sonriente para que no quedara duda de la cagada que se estaba marcando.

Pero lo de UnaiHualdeelpresidenteparlamentarra, es diferente a lo del valiente gudari Josu Ternera. El segundo es un peligroso y sanguinario asesino mientras que al pobre  UnaiHualdeelpresidenteparlamentarra lo que le pasa es que no consigue entender, y a buen seguro que se lo han explicado en numerosas ocasiones y hasta muy despacito, que cuando uno representa a una institución, representa a su vez a todos los representados por esa institución y por lo tanto sus filias y fobias particulares pasan a un decimocuarto plano. Pero que no, que ya desde la ikastola apuntaba maneras y no lo pilla…Y claro, si no entiende eso, mucho menos puede llegar a entender que si es el representante de una Comunidad Autónoma, no puede darse una baño de masas y de sanguinarios con las banderas de la comunidad autónoma vecina. Por mucho que las tales banderas sean ikurriñas y a el le gusten mucho más que la navarra con su escudo y corona.

Ya sabemos que antes más también se permitieron este desliz personajes como Asirón, y aunque a nadie se le escapa a simple vista que ni AsirónelalcaldeBilduetarra ni UnaiHualdeelpresidenteparlamentarra fueron nunca los primeros de la clase, hombre, que habría que tener una mínima exigencia a la hora de elegir a quienes dicen que nos representan y asegurarnos de que efectivamente quieren representarnos a nosotros y no a los vecinos.

Y dado que me encuentro en el Mar Negro, no puedo sino comparar los asesinatos de civiles del grupo militar Wagner con las barbaridades de los etarras. Y esto me lleva a la reflexión de que si a los primeros lo oportuno sería llevarlos ante una corte internacional para ser juzgados por crímenes de guerra, a los segundos en ningún caso les correspondería ser homenajeados por las calles. Pero bueno, ya se sabe que intentar razonar de manera coherente desde un cerebro “tocado” por el nacionalismo vasco es misión imposible además de absurda y antinatura.

Café negro, fuerte y amargo en ristre, procedo a izar el periscopio y a vigilar los barcos rusos que siguen bombardeando de manera inmisericorde la ciudad de Mariúpol.
 

Cmte. Xavier de Zumalacarregui.

Comandante en jefe del submarino USS FORALICO


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Josu Ternera eta Unai Hualde