• miércoles, 08 de febrero de 2023
  • Actualizado 17:47

Blog / Cartas al director

Trasporte sanitanitario en Navarra ¿programado? Y ¿no urgente?

Por La voz de los lectores 13 diciembre, 2022 - 18:34

Carta enviada por la junta directiva de la Asociación de Enfermedades Renales (Alcer) en Navarra. 

Una ambulancia del 112 entra en el Complejo Hospitalario de Navarra. ARCHIVO

Los pacientes en diálisis necesitamos ser acercados al tratamiento que nos une a la vida; la diálisis. Para ello, las ambulancias es el medio para llevarnos a los pacientes al tratamiento y, al terminar, devolvernos a nuestro domicilio. Teóricamente parece muy sencillo, pero tiene truco. La realidad es bien distinta.

Para que nos entiendan. “La señora María”, por ejemplo, sale de casa a las 6:30am para que le recoja la ambulancia. Vive a 30 kilómetros de Pamplona. La recoge a la hora y de camino a la unidad de diálisis pasan por 4 pueblos para recoger a otras personas. Llegan al hospital a las 7:30 con tiempo para prepararse antes de la sesión. La señora María tiene 4 horas de diálisis los lunes, miércoles y viernes y su sesión comienza, en principio, a las 8:30. La sesión trascurre con normalidad por lo que a las 12:45 se ha vuelto a cambiar y la ambulancia le espera para llevarla a casa. La ambulancia hace el recorrido previsto de regreso y le deja en casa a las 14h. ¡Qué bonito suena!

¿Cuál es la realidad?

Imaginen un paciente que tiene 5 horas de tratamiento, que debe comenzar a las 8:30 y le van a buscar a su casa a las 8:30. ¿Saben qué significa? Que ha estado esperando 1 hora a que llegue la ambulancia, otra a empezar el tratamiento (ya llevamos 2 h de retraso), con lo que terminará el tratamiento con retraso lo que afecta a su ritmo de vida y a los pacientes que se tratan después de él y al trabajo de los profesionales que nos atienden. ¿No sería más fácil tener un protocolo de actuación?

Imaginen que son usuarios de silla de ruedas eléctrica. Imaginen que del servicio de ambulancia les dicen que es mejor que se compre una silla “normal” para poder entrar en la ambulancia y, además, ser anclado. ¿Cómo se quedarían? ¿No sería más fácil poner ambulancias adaptadas para todo tipo de sillas?

Imaginen que tienen una cierta edad, que han terminado sus 4 horas de tratamiento y le hacen esperar 1 hora para, al final, tener que marcharse en taxi. ¿Qué les parece? ¿No sería más fácil tener una buena organización?

Imaginen están volviendo a casa “tranquilamente” tras las horas de tratamiento, y su ambulancia recibe una llamada para regresar al hospital a por otro paciente. Su regreso se ve momentáneamente frustrado. ¿Y si además le dijeran de bajar para que otra ambulancia le traslade a su domicilio? ¿Qué pensarían? ¿No sería más fácil tener una ruta bien organizada?

¿Se han puesto en su piel? Sepan que son casos reales de personas reales que en muchas ocasiones sufren estos retrasos y faltas de organización de un servicio que no cuenta con la participación de los pacientes que usan el servicio y que podrían mejorar la propia prestación de este servicio.

Desde ALCER Navarra, llevamos años pidiendo formar parte de la Comisión de Seguimiento de las Ambulancias, o transporte sanitario programado no urgente –que es como se llama oficialmente-, para aportar nuestra visión y tratar de hacer un servicio más eficiente, eficaz y sostenible, tanto desde los pliegos de licitación como en el control y evaluación del funcionamiento de este servicio de vital importancia para las personas con enfermedad renal.

Como un servicio público que pagamos todos, lo que pedimos, a todos los implicados, es que sea gestionado de una manera rigurosa y eficaz que, hasta la fecha, nos está demostrando a algunos pacientes y usuarios del servicio que no es así.
 

Carta enviada por la junta directiva de la Asociación de Enfermedades Renales (Alcer) en Navarra. 

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Trasporte sanitanitario en Navarra ¿programado? Y ¿no urgente?