Blog / Cartas al director

Olite. Encrucijada de odio e intolerancia por un ayuntamiento

Por La voz de los lectores 02 agosto, 2020 - 11:35

Carta enviada por Emilio Jiménez Román, vecino de Olite.

Visita de Vox Navarra a una bodega en Olite. TWITTER (@VoxNavarra)
Visita de Vox Navarra a una bodega en Olite. TWITTER (@VoxNavarra)

El día 4 de julio, un grupo de violentos hostigó, privándoles de sus libertades, a personas indefensas (mujeres, niños y mayores) que iban a pasar un día festivo en Olite, solo por ser amigos, simpatizantes o afiliados de Vox. El viernes se celebró un pleno extraordinario para la reprobación del concejal del equipo de gobierno (socialistas y Agrupemos) y la condena de los actos. La propuesta ha sido rechazada bajo el argumento de ultraderechistas y otras estupideces. Esto significa que el Consistorio colabora cómplicemente, solidarizándose con los agresores.

No pude tener acceso al salón, donde quería hacer varias preguntas y ruegos a la alcaldesa. Así que se las hago desde esta tribuna: ¿van a poner aduanas en Olite y averiguar quiénes nos visitan? ¿Exigirán que muestren los carnés de adscripción político-ideológico? ¿Todo el que no sea de su pensamiento tendrá problemas en Olite y pueden llegar a ser perseguidos por sus cachorros y sus concejales?

El no condenar los actos y ponerse de lado de estos hooligans los convierte en cómplices y provocará un efecto llamada para los siguientes. Van a provocar y convertir a este tranquilo pueblo en otros que muchos tenemos en la memoria.

Yo no quiero perjudicar a Olite, me declaro un enamorado y por eso llevo 15 años residiendo aquí. Lo elegí por su belleza, buenas gentes y paz social. A usted y a su gobierno parece que les da igual la peligrosa trayectoria. Su función principal es la de no provocar fracturas sociales; su sectarismo, miopía y falta de competencia e inutilidad ocasionarán un gravísimo perjuicio a esta bella población.

Como hipótesis, según su argumento mezquino y en aras de nuestra libertad de expresión y manifestación: la próxima vez visitarán unas 500 personas el pueblo, se manifestarán contra su conducta totalitaria, zafia y antidemocrática, sin renunciar a pasear por las calles y consumir en sus establecimientos y servicios. ¿Les parecería bien? Ustedes serán los únicos responsables, por provocadores, de lo que pueda ocurrir.

Como vecino, pido la dimisión del equipo de desgobierno de la Corporación Municipal por su contumacia en el error y en el odio hacia unos ciudadanos que piensan diferente, han contravenido el derecho fundamental a no ser discriminados por razón de ideología o pertenencia política.

Quítense la máscara de odio que les carcome el corazón. Sinceramente como dice el proverbio latino quod natura non dat, Salmantica non praestat. Ni tienen preparación ni formación, carecen de sensibilidad al ver niños llorando por miedo y angustia. Comandado por una alcaldesa que, en el primer pleno, una vez ganadas las elecciones, se puso una nómina de 2.600 euros. Retribución que no alcanza un nivel A en la Administración. ¿Por qué no lo dijo antes de las elecciones? Supongo que se le olvidaría. Un pueblo de 4.000 habitantes, ¿no creen que no necesitan dedicación plena ni puede permitirse el lujo de pagar nóminas de alcalde, teniente de alcalde, etc.?

Si piensan poner aduanas y pedir carnés sobre la ideología de los visitantes, no auguró nada bueno para Olite.

Carta enviada por Emilio Jiménez Román, vecino de Olite.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Olite. Encrucijada de odio e intolerancia por un ayuntamiento