• miércoles, 29 de septiembre de 2021
  • Actualizado 03:11

 

 
 

Blog / La Claqueta

“The Underground Railroad”, la nueva serie de Amazon que tiene maravillada a la crítica

Por Santi Irurtia 23 mayo, 2021 - 18:02

Dirigida por Barry Jenkins (“Moonlight”), muestra la huida de dos esclavos a través de redes subterráneas de ferrocarril para llegar al Norte del país.

Cora y César, los protagonistas de la serie de Amazon, The Underground Railroad
Cora y César, los protagonistas de la serie de Amazon, The Underground Railroad

Es posible que en los últimos años hayamos visto un auge en el cine y en las series sobre la esclavitud: “12 años de esclavitud”, “Harriet” o “El pájaro carpintero”. La temática a veces cuesta, si lo hacen demasiado accesible, no te lo crees y si han sido realistas, puede ser desagradable.

No soy fan de todo lo que se estrena de este subgénero, a veces se acercan al melodrama y aparecen grandes estrellas de Hollywood que se mueren por mostrar su gran compromiso. Aunque cómo no disfrutar con “Django Desencadenado” o con la serie reciente documental de Netflix: “Estados Unidos, la lucha por la libertad”, con la que he descubierto personajes fascinantes de su Historia como Frederick Douglass o Ida B. Wells.

En este caso es Barry Jenkins la principal baza para ver esta serie. En sus entrevistas contagia su amor por el medio, su estilo visual es apabullante (planos líricos con una cámara que flota) y aunque cuenta historias duras, lo hace con buen gusto. Muestra de ello es que no solo no ha contado con actores mundialmente conocidos sino que ha contratado a actores africanos en vez de actores afroamericanos, lo que ha conllevado muchas quejas.

La historia es la adaptación de una novela del mismo nombre ganadora del premio Pulitzer en 2017 para un escritor, Colson Whitehead, que lo ha vuelto a ganar en 2020 por “Los chicos de la Nickel”. El relato sigue a dos esclavos que intentan huir de una plantación del Sur hacia un Norte en el que ya se empiezan a escuchar voces abolicionistas. 

El estilo comentado del director está en esta serie más presente que nunca, la fotografía y los movimientos de cámara hacen que todo parezca un cuento de hadas para adultos. La inusual pareja de amigos protagonistas, César y Cora, es imprescindible para mantener el interés. El primero, César, es un esclavo que, a pesar de tener unas dimensiones físicas considerables, es una persona tierna que se aferra a los libros que ha aprendido a leer en secreto. Y Cora es una niña de reducida estatura más resistente que el asfalto e hija de la única mujer que ha conseguido escapar de la plantación.

¿Cómo de dura es la serie? Reconozco que sin sentir que me estaban ocultando algo, no se me ha hecho demasiado desagradable. Esto lo dice alguien que evita ver ultra violencia o “La pasión de Cristo”, por ejemplo.  Aquí hay más efectos especiales que prótesis, esto siempre ayuda. A pesar del interés del director por querer investigar y relatar cuál era el trato que recibían los esclavos, siento que no hay nada gratuito. Además es esta violencia inherente a la Historia de la esclavitud la que suele echar a gran parte de la audiencia. Para este aspecto, creo que Jenkins también acierta:

“Quería hacer de esto una serie de televisión porque las imágenes duras son muy fuertes. Si colocas eso en una película de dos horas, abrumarás al espectador. Con 10 horas y 10 episodios, tienes la capacidad de combinar esas imágenes duras con imágenes suaves, equilibrando la historia". Barry Jenkins (director)

El principal elemento de tensión viene dado por un cazador de esclavos que persigue a los dos protagonistas. Y es que, si algo muestra bien la serie es lo loco que había que estar para atreverse a escapar de una plantación: los peligros por el camino, los castigos si te pillaban e incluso si lo conseguías, significaba mirar por encima del hombro toda tu vida. 

Cuenta en su biografía el mencionado Frederick Douglass que cuando escapó de la plantación y llegó al Norte, lo primero que escucho fue: “No te fíes de nadie. Yo no me fío de ti, tú no te fíes de mi”. En las grandes ciudades había cazadores de esclavos, estos seguían valiendo mucho dinero y legalmente seguían siendo propiedad de un dueño que pagaría por recuperarlos.

“Estas personas esclavizadas podrían haber decidido que no valía la pena vivir, pero pensé: "Oh, la elección era vivir y proteger a sus hijos”, porque de alguna manera tenían fe en que, algún día, esos niños engendrarían hijos que no estarían bajo el yugo de la esclavitud. Decidí que esta serie se trataba de honrar lo que creo que es el mayor acto de crianza colectiva que el mundo haya visto”. Barry Jenkins (director)

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
“The Underground Railroad”, la nueva serie de Amazon que tiene maravillada a la crítica