• lunes, 18 de octubre de 2021
  • Actualizado 19:15

 

 
 

Blog / La Claqueta

Shang-Chi, el nuevo héroe de Marvel funciona por su sencillez y falta de excesos

Por Santi Irurtia 09 septiembre, 2021 - 8:44

La taquilla que consiga la cinta este fin de semana puede dar muchas pistas sobre el futuro más inmediato de los exihibidores

Shang-Chi, un nuevo inicio para Marvel
Shang-Chi, un nuevo inicio para Marvel

Las películas de origen de la factoría Marvel no suelen ser las más memorables salvo por algunas excepciones (Black Panther, Iron Man y Guardianes de la Galaxia). Muchas veces causado porque están tan preocupados por hacer al protagonista simpático para todos que acaban por hacerlo muy blanco y sin carisma.

Sinopsis: Adaptación cinematográfica del héroe creado por Steve Englehart y Jim Starlin en 1973, un personaje mitad chino, mitad americano, cuyo característico estilo de combate mezclaba kung-fu, nunchacos y armas de fuego. “Shang-Chi y la Leyenda de los Diez Anillos” de Marvel Studios está protagonizada por Simu Liu como Shang-Chi, quien debe enfrentarse al pasado que creía haber dejado atrás cuando se ve envuelto en la red de la misteriosa organización de los Diez Anillos.

 

En este caso el film funciona bastante ágil en su primera hora y su final, se trata de una trama familiar que engancha pero que todavía enganchan más cuando aparecen una serie de flashbacks a lo largo del metraje. Su principal aspecto diferenciador es la entrada del género del Kung Fu, sus escenas de acción funcionan muy bien, por lo general sin excesos de efectos especiales y cuando estos aparecen siempre te mantienen involucrado y sabes lo que está pasando. No hay infinitos ejércitos y explosiones en los que el espectador se ahoga. Hay dos personajes que funcionan para aligerar el film, uno de ellos es la cómica y co-protagonista Aquafina que resulta un acierto y otro que es, sin duda, lo peor del film. Sabréis de quién hablo cuando la veáis.

Además el villano funciona mucho mejor de lo que hubiera esperado, es carismático pero sobre todo hay mucha empatía detrás de lo que motiva sus decisiones. De hecho es uno de los pocos aspectos, más allá del pasado del protagonista, en el que se puede profundizar nuevos significados. No era un título fácil porque hay elementos de fantasía, especialmente hacia el final,  que no eran sencillos de vender a la audiencia. De hecho hay un par de momentos que uno puede pensar “esta no es exactamente la película que había previsto ver”. Sin embargo, cómo están empleados estos aspectos y su función en la historia lo hacen una apuesta ganadora.

No se me hizo pesada y aunque el protagonista y su universo pueden no ser tan carismáticos como lo pudiera ser “Black Panther” no es un olvidable instantáneo. “Shang-Chi y la Leyenda de los Diez Anillos” es una cinta de acción eficiente aunque quizás no tendría nuestra atención si no supiéramos que hay algo más un poco más adeltante. Solo en secuelas podremos exigirle a Shang-Chi más complejidad y más Kung fu.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Shang-Chi, el nuevo héroe de Marvel funciona por su sencillez y falta de excesos