• sábado, 27 de noviembre de 2021
  • Actualizado 00:44

 

 
 

Blog / La Claqueta

“Santos Criminales”, la pre-cuela de “Los Soprano” tan inclasificable como la serie

Por Santi Irurtia 10 noviembre, 2021 - 8:47

La serie estrenada en 1999 sigue siendo referida como una de las mejores de la televisión.

Un fotograma de Santos criminales, ya en cines. CEDIDA
Un fotograma de Santos criminales, ya en cines. CEDIDA

El anuncio de una película en el universo de “Los Soprano”, resultó una sorpresa que había que esperar con cautela. Sin embargo, la escribía el furibundo David Chase (guionista, director y creador de la serie), algo que daba legitimidad al proyecto. Llegó a los cines el pasado viernes, la podéis ver en Yelmo Itaroa, Golem La Morea y Golem Baiona.

El equipo técnico prometía y un casting parecido al de la serie, arriesgando con buenos actores más desconocidos, solo añadía anticipación. “Santos criminales” está lejos de ser un producto fallido, pero al igual que la serie resulta anti climática, algo que en el cine estamos menos acostumbrados. Tengo que decir que no importa haberla vista nada de la ficción televisiva para entender el film.

Mucha gente puede empezar a ver la serie tras oír tanto sobre ella, ver el primer capítulo y pensar: “no es para tanto”, porque es un material que solo una vez sentadas unas bases en ciertos capítulos, se convierte en dinamita. Gran parte de su estilo era su confianza en no seguir los cánones establecidos. Un ejemplo, un episodio podía terminar todas sus tramas y entonces veíamos a Tony llegar a casa, buscar sobras en el frigorífico, calentarse un poco en el microondas, sentarse a comer mientras saluda a su mujer y entonces, solo entonces, terminaba el capítulo.

Su confianza y su intimidad eran su arma secreta. No recuerdo episodios que terminasen con un gran momento de tensión (también llamado cliffhanger) o con grandes tiroteos, la serie no los necesitaba. De hecho el (sin spoilers) muy debatido final de la serie no es más que la consagración de ese estilo al que nos habían acostumbrado. Una de mis escenas favoritas es ésta en las que, aparentemente, no ocurre nada.

Creo que hay un poco de ese estilo en “Santos criminales”. Es una película de la mafia con un psicópata  interesante de protagonista (interpretado por un genial Alessandro Nivola), gran banda sonora, una mafia poco glamurosa y algunos personajes de reparto interesantes. Pienso que ganará con múltiples visionados pero no creo que esté a la altura de algunos de los momentos más emocionantes y reflexivos de la serie. Es una sombra muy alargada.

En su contra veo cierta caricatura en las versiones jóvenes de algunos de los personajes más carismáticos que vimos en la serie: la madre de Tony, Silvio o Paulie. La madre de Tony era la más complicada, esa abuela que le decía a sus nietos: “No creáis que vais a ser felices. Parece que hacen imitaciones, no las versiones jóvenes de esos personajes. Michael Gandolfini, hijo del actor, sí me parece que está acertado aunque creo que el guion no está totalmente de su lado.

Es una película interesante que no decepciona tras haber visto el tráiler y las críticas, no parecía carne de Oscar. En Estados Unidos la cinta se estrelló en cines pero triunfó en la opción de ver desde casa a través de HBO. La cadena de Tv quiere una serie sobre ésta época y David Chase quiere otra película. Veremos qué ocurre finalmente pero todo lo que salga de David Chase será de obligado cumplimiento.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
“Santos Criminales”, la pre-cuela de “Los Soprano” tan inclasificable como la serie