Blog / Aún aprendo

De Nueva York y de lo mejor

Por Miguel López-Remiro 04 Mayo, 2018 - 16:52

Visito Nueva York invitado por Takashi Murakami con motivo de la inauguración de una nueva muestra suya de obras recientes.

Vista de la Grey Art Gallery de la Universidad de Nueva York con obras de Eric Fischl, Ai Wei Wei y Bruce Nauman.
Vista de la Grey Art Gallery de la Universidad de Nueva York con obras de Eric Fischl, Ai Wei Wei y Bruce Nauman.

De nuevo me sorprende una ciudad en la que el arte brilla de una forma colosal, y en estos días de mi estancia, de una forma especial por la suma, a todo lo existente, de dos ferias top internacionales, importadas de Londres y Maastricht, Frieze y Tefaf...¿alguien da más?

Hubo un momento en el cual Nueva York se estableció como la capital del arte. Eran los años de crecimiento total de este país. La conformación de esa “capitalidad cultural” hizo palanca desde varios factores, entre los que destacan el hecho de que fuera una ciudad abierta a acoger a artistas y a concentrarlos.

También por la existencia de un exceso de capital que aquí condujo a la creación de grandes colecciones, factor que estuvo acompañado por el hecho de que hubiera un frenesí filantrópico para crear museos.

Desde entonces, Nueva York es el epicentro del arte, y visto ya el tiempo pasado, casi 100 años, uno piensa que esto, en un mundo globalizado e hiperconectado, ya no cambiará. La ciudad sigue estando en ebullición y, en lo que a las artes visuales se refiere, es el centro en el que se testa gran parte de lo que vemos después validado por el resto del mundo. Y para una nueva muestra de esa posición llegan estas dos ferias venidas de Europa.

Las visito, y aunque las dos son muy diferentes en formatos y obras, el significado que nos trasladan es que aquí hay potencia. Y no hablo desde el mercantilismo; las ferias son mecanismos de venta pero algo más, son espacios de conexiones y de potencialidades que señalan hacia dónde se encamina el arte. Veo en las ferias a todos los grandes creadores actuales y por supuesto a las grandes figuras del arte del siglo XX y yo me quedo con piezas de Morandi y con una serie de fotos de dos pioneros de la fotografía: Gustave Le Gray y Talbot.

Y junto a la feria visito estudios de artistas, galeristas y patronos del mundo de arte, galerías comerciales, museos y galerías universitarias como la Universidad de Nueva York que muestra en una brillante exposición sobre el concepto de lo sublime obras de Courbet junto a piezas de Eric Fischl, Ai Wei Wei o Anselm Kiefer.

Y termino mi estancia mientras redacto este post, recordando como hace unos años visitando a un prestigioso artista profesor en una Universidad de Nueva York, me contó que en la primera clase dice a sus alumnos que “en esta ciudad está el mejor arte y los mejores artistas, depende de vosotros demostrar que sois uno de ellos”.

Pues sí, aquí está y llega lo mejor.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
De Nueva York y de lo mejor