Blog / Marea de libros

El querer imperfecto

Por Leire Escalada 17 Mayo, 2018 - 9:30

Elizabeth Strout recupera el personaje de Lucy Barton en 'Todo es posible', una novela sobre las fracturas y los lazos que unen y la pertenencia a un lugar

Los paisajes del Medio Oeste de Estados Unidos son el escenario de la novela 'Todo es posible' de Elizabeth Strout.
Los paisajes del Medio Oeste de Estados Unidos son el escenario de la novela 'Todo es posible' de Elizabeth Strout.

Tras el éxito Me llamo Lucy Barton, Elizabeth Strout (Portland, 1956) recupera al personaje protagonista -la escritora Lucy Barton- en Todo es posible, una profunda novela formada por relatos. Sin embargo, este libro no es una segunda parte de su precedente, sino una historia independiente en la que confluyen distintos personajes del pueblo del que Lucy Barton es origionaria, una localidad el Medio Oeste americano, rodeada de maizales y campos de soja.

A través de un narrador omnisciente y en distintos capítulos, la autora introduce la historias de vecinos y familiares de Lucy, una novelista de éxito que reside en Nueva York. Son ellos quieren ofrecerán su propia versión de la vida de la mujer, que vivió infancia llena de privaciones en un pueblo de Illinois.

Como siempre sucede, quien habla de otro, dice más de sí mismo que de la otra persona, y Strout dota a sus personajes de una gran profundidad. Nada es blanco o negro. “Entró a la librería y dentro estaba Charlie Macauley. Patty casi salió cuando lo vio porque era él único hombre, aparte de Sabastian, al que amaba. Lo amaba de verdad. Le había gustado durante años sin concerlo demasiado bien, de la manera en la que la gente que vive en pueblos pqueños se conoce pero también no se conoce”.

Una de las principales virtudes de este libro es la sencillez y la fuerza de los episodios que narra: situaciones de humillación, violencia y vulnerabilidad, que son capaces de cambiar o definir, de algún modo, una vida, incluso varias.

La pertenencia a una familia y a un lugar es uno de los temas más importantes que aborda en este libro, que podríamos describir como panorámico, pues retrata una sociedad vecinal en la que encontramos sentimientos de carácter universal.

La novela rescata también una de las frases que aparecían en el libro anterior, englobada en uno de los relatos: “¡Pero Lucy los quería!, quería a su madre, ¡y su madre la quería a ella! Somso todos un desastre, Angelina, y hacemos lo que podemos, queremos de forma imperfecta, Angelina, pero no pasa nada”.

Ese querer imperfecto es una idea transversal que se apoya en las acciones de muchos de los personajes: el miedo del hermano del Lucy; el secreto que lleva guardando tanto tiempo el viejo Tommy Guptill; la reacción de Patty Nicely ante una alumna y ante los vecinos…

Strout vuelve a demostrar una imponente técnica narrativa y una extraordinaria sensibilidad a la hora de retratar los dolores humanos y las formas de manifestarse el amor. Duomo Ediciones ha publicado recientemente Olive Kitteridge, la novela con la que la autora obtuvo el Premio Pulitzer en 2009 y que HBO convirtió en una miniserie.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El querer imperfecto