Blog / Cartas al director

Agravio comparativo

Por La voz de los lectores 20 Abril, 2019 - 11:49

Carta enviada por Lourdes Santos Gil.

Una profesional del Servicio Navarro de Salud, durante una jornada de huelga. IÑIGO ALZUGARAY
Una profesional del Servicio Navarro de Salud, durante una jornada de huelga. IÑIGO ALZUGARAY

En el año 2018 se firmó el Pacto para la Mejora de la Calidad de la Enseñanza Pública en Navarra 2018-22. El acuerdo recogía medidas para revertir los recortes. Por ejemplo, la reducción de dos horas de docencia directa en Infantil y Primaria (23 sesiones) y, a partir del curso 2019-20, para Secundaria (18 sesiones).

También contempla la reducción de la jornada lectiva del profesorado mayor de 55 años. La reducción se implantará de manera progresiva. Así, a los 55 años se reducirá una sesión y progresivamente aumentará hasta que a partir de los 58 años serán cinco sesiones menos.

Estupendas noticias que suponen  la mejora de las condiciones laborales del profesorado y, en consecuencia, de su alumnado y del sistema educativo. Y esto, que el profesorado y los sindicatos de la enseñanza llevaban tiempo reclamando, se consiguió sin media huelga. Con la firma de prácticamente todos los sindicatos. ¡Chapeau!

¿Y en el personal médico de Asistencia Primaria de Osasunbidea? ¿Medidas para revertir los recortes? ¿Ninguna? ¿Es posible que en diez minutos, por ejemplo, un pediatra pueda revisar previamente la historia clínica, se pueda ganar la confianza de bebés, niños y adolescentes, hable con sus familias y con los niños/adolescentes, tiempo para vestir/desvestir, explore con/sin su colaboración, realice un diagnóstico (multifactorial: médico, social, escolar), decida el tratamiento, realice la receta, lo explique (a veces a quien no domina el castellano), dé pautas y consejos de salud preventiva, anotando todo el proceso en el ordenador...?

Además, debe atender citas extra (sin cita previa), hacer las visitas no presenciales (telefónicas), revisar todos los informes remitidos por los especialistas y de los pacientes que han acudido a los servicios de Urgencias, hacer/revisar informes para los centros educativos, para los juzgados, para la red de asistencia social…

Si por enfermedad o vacaciones, ha de ser sustituido, solo lo será al 50%, por lo que, cuando se incorpore, tendrá que hacer un esfuerzo extra (otra vez) para poner la consulta al día.

Dicen las encuestas que la asistencia primaria obtiene muy buenas puntuaciones en la apreciación de los ciudadanos. Si eso es así, se debe exclusivamente a que se apoya en el esfuerzo y el estrés de los médicos y pediatras: se alarga por sistema la jornada y se prescinde del descanso a mitad de jornada.

Además, en asistencia primaria da igual si el médico tiene 30, 55 o 64 años, pues en ningún caso está contemplada la reducción de la dedicación asistencial. En estas condiciones, muchos médicos se están planteando jubilaciones anticipadas. Pues ahí también hay diferencias. El profesorado puede hacerlo con 60 años (35 de servicio) y los médicos, no.

¿No somos todos trabajadores del Gobierno de Navarra? ¿Por qué estas diferencias según el departamento al que se pertenezca?

Carta enviada por Lourdes Santos Gil.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Agravio comparativo