PREMIUM  TRIBUNALES

Los encarcelados por la agresión sexual en San Fermín: "Es una movida que te llegue una carta con la palabra violación"

Nada más ser identificados por la policía en la plaza de toros preguntaron si se les acusaba de una agresión sexual. 

Tres de los cinco detenidos en San Fermín en el patio de caballos de la Plaza de Toros de Pamplona. FOTO: EL ESPAÑOL
Tres de los cinco detenidos en San Fermín en el patio de caballos de la Plaza de Toros de Pamplona. FOTO: EL ESPAÑOL  

Los cinco jóvenes de Sevilla detenidos e investigados por la agresión sexual de los pasados Sanfermines mencionaron la palabra violación durante los momentos posteriores a su detención y preguntaron a los agentes si la chica había acudido al médico para ser reconocida tras lo sucedido. 

Todos se encuentran en prisión después de negarse a declarar ante el juez de Instrucción nº 4 de Pamplona que decretó su ingreso en la cárcel tras visionar un vídeo grabado por los cinco arrestados durante el momento de la supuesta violación.

La conversación, recogida por el cuerpo autonómico, ocurrió en la misma plaza de toros de Pamplona donde fueron localizados e interceptados por los agentes.

Fuentes de la Policía Foral señalan que uno de ellos, mientras esperaban a ser trasladados tras descubrir los agentes sus tatuajes y sus coincidencias con la descripción dada por la chica les dijo a sus compañeros: "Ya sabemos todos por qué estamos aquí y la policía también. Y sé lo que he hecho y estoy muy tranquilo", mantuvo.

La policía, según fuentes conocedoras de la investigación, ha reseñado en los informes que los 5 hombres estuvieron tranquilos, colaboradores y, por momentos, sorprendidos por su arresto. De hecho, entregaron sin problemas sus teléfonos móviles con el vídeo de la supuesta agresión y permitieron que se les tomaran muestras para practicarles la prueba de ADN sin negarse a nada de ello.  

Las palabras de los detenidos que han llamado la atención a los investigadores tuvieron lugar en la mañana del 7 de julio, sólo unas horas después de la supuesta agresión sexual. Eran aproximadamente las 8.25 horas de la mañana y la escena ocurrió, como se puede ver en la imagen, en el patio de caballos de la plaza de toros de Pamplona.

La Policía Foral detuvo a los 5 chicos en el ruedo durante el espectáculo de las vaquillas. Todo ocurrió después de la brillante actuación de una agente de la Policía Municipal de Pamplona, que localizó a los acusados por las cámaras de seguridad del encierro gracias a la descripción facilitada por la chica. Un gorro rojo, la esfera grande de un reloj, el acento andaluz y sus tatuajes fueron algunos de los datos clave para arrestarlos. 

En su conversación en el patio de caballos y ante la presencia de la Policía Foral, los detenidos mantuvieron una breve conversación entre ellos a la que ha tenido acceso este periódico. 

 - "Es una movida que te llegue una carta a casa, y más en esos términos", dijo uno de ellos. 

 - "Imagínate yo, que vivo con mi madre, que es mayor, que me llegue una carta a casa con la palabra violación", respondió otro de los sevillanos detenidos. 

 - "Hemos estado con una chica, pero en ningún momento se le ha forzado a nada y ha accedido voluntariamente a ir con nosotros. No voy a hablar más porque la voy a liar", indicó otro. 

Tras estas palabras, los agentes de la Policía Foral indicaron a los 5 hombres que les llevaran hasta su coche, que habían aparcado en una calle de San Jorge. Allí, agentes de la Policía Municipal de Pamplona identificaron de nuevo a todos ellos y les volvieron a preguntar sobre dónde habían estado aquella noche

Mantuvieron que habían estado de juerga, que dos de ellos trataron de ir a dormir a un hotel pero que eran muy caros y que finalmente durmieron en un portal hasta que decidieron ir al encierro. Trataron de explicar que se habían separado y que los 5 habían pasado la noche en dos grupos distintos.

Lo cierto es que, según el juez, los cinco sevillanos estaban juntos entre las 3 y las 3.35 de la madrugada, momento en el que tuvo lugar la supuesta agresión sexual. A las 3.45, la chica fue encontrada por una pareja en la avenida de Roncesvalles, llorando en un banco junto al monumento del encierro. Les dijo que había sido violada. La policía se encargó del asunto desde ese momento. 

Puedes leer más noticias sobre este tema a continuación:

Cazados en el recorrido del encierro: la Policía Municipal localizó a los acusados de la violación por las cámaras de seguridad

La foto de los encarcelados por la violación en San Fermín horas antes de la agresión

La defensa de los detenidos por la violación de San Fermín: "No hubo violencia, fueron 4 y de forma consentida"

El tatuaje de uno de los detenidos por la violación del 7 de julio los delató


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los encarcelados por la agresión sexual en San Fermín: "Es una movida que te llegue una carta con la palabra violación"