TRIBUNALES

El responsable de la muerte de un hombre en un parque de atracciones de Elizondo no irá a la cárcel

El trabajador ha aprovechado para pedir perdón a la familia con la que ha llegado a un acuerdo que hará que no vaya a prisión.

Javier Asiáin, abogado del trabajador del parque. S. REDIN
Javier Asiáin, abogado del trabajador del parque. S. REDIN  

El responsable de la muerte de un hombre en silla de ruedas en el parque "Abentura Park Baztan" de Elizondo finalmente no irá a la cárcel. Minutos antes del juicio la familia de la víctima y el acusado han llegado a un acuerdo por el que el trabajador del parque ha sido condenado a dos años de prisión, aunque al no tener antecedentes penales no entrará en prisión si no delinque en los próximos dos años, y además la familia ha sido indemnizada con 176.000 euros, que han sido aportados entre el trabajador y la aseguradora del parque.

Además queda inhabilitado profesionalmente como monitor de actividades de riesgo durante los próximos tres años. El hombre ha sido condenado por un delito de homicidio por imprudencia grave en el ámbito profesional.

Durante el acuerdo entre las partes que se ha celebrado a puerta cerrada se ha vivido un momento especialmente emotivo en el que el acusado ha pedido perdón a la familia y ha asegurado que iba a dedicar el resto de su carrera profesional a prevenir estos accidentes para que algo así no vuelva a suceder nunca más.

Los letrados han coincidido en que se trata de unos momentos difíciles y desagradables para ambas partes , en especial para la familia de la víctima, Diego. 

"DIEGO ERA UNA PERSONA FUERA DE LO NORMAL"

Uno de los abogados de la familia de la víctima ha destacado que Diego era una persona especialmente activa y dinámica pese a tener una enfermedad que le obligaba a ir en silla de ruedas. Era una persona que luchaba por los derechos de las personas con movilidad reducida y le gustaba dar muestra de su independencia con todo tipo de actividades de aventura.

"La familia nunca va a ser reparada ni compensada" ha señalado el letrado.Ha destacado que era una persona muy dinámica que había hecho mucho por eliminar barreras para las personas con discapacidad, había estudiado derecho y daba charlas en colegios.

ACCIDENTE EN LA ATRACCIÓN DE "EL PÉNDULO" DE ELIZONDO

La víctima se precipitó al vacío desde una atracción situada 100 metros de altura ya que, al lanzarse, el arnés aún no estaba amarrado a las cuerdas que lo fijaban a la plataforma. La víctima, de 40 años, padecía parálisis cerebral con amiotrofia de extremidades (atrofia de los músculos). 

Los hechos se remontan al verano de 2015, cuando sobre las 13 horas del 29 de agosto de 2015, el acusado, M. M. A. G., se encontraba trabajando como encargado de la atracción conocida como 'El péndulo' en el parque Baztan Abentura Park. Dicha atracción consiste en una plataforma metálica de unos 50 metros de longitud con uno de sus extremos situado en tierra firme y el otro extremo en el vacío a una altura de unos 100 metros.

Desde este extremo se lanzan las personas que efectúan el salto sujetos mediante tres cuerdas, que a su vez están amarradas a unas sirgas fijas dispuestas de forma transversal, que son los elementos donde queda sujeta la persona que se lanza al vacío desde la plataforma para después volver a ser izado. 

Sobre esta hora se disponía a hacer uso de la atracción la persona fallecida, que padecía parálisis cerebral con amiotrofia de extremidades inferiores por lo que, por sus condiciones físicas, hubo de ser suspendido de la parte superior de la plataforma para después ser soltado desde ese lugar y realizar el movimiento pendular.

Con ese fin, según relata el fiscal, el procesado procedió a colocar a la víctima un arnés ventral y un arnés principal cuyos soportes de piernas y cintura estaban sujetos con varios mosquetones. Sin embargo, el acusado, "con una actuación totalmente negligente y faltando a las normas esenciales de seguridad", dejó de sujetar los soportes de cintura del arnés principal a un elemento de amarre y sujetó el mosquetón del arnés ventral a otro mosquetón del arnés principal y no a un elemento de amarre, de modo que tampoco podía servir de soporte a la víctima.

"A consecuencia de estas omisiones", según el fiscal, cuando fue soltado de la plataforma por el acusado "se precipitó al vacío". Falleció de forma inmediata. La compañía aseguradora del parque ha consignado 142.356 euros en concepto de indemnización para los padres de la víctima.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El responsable de la muerte de un hombre en un parque de atracciones de Elizondo no irá a la cárcel