• martes, 18 de enero de 2022
  • Actualizado 11:24

 

 
 

TRIBUNALES

Revolcón judicial a Chivite por intentar birlar 800.000 euros de una ayuda a Fustiñana

Los tribunales dan la razón a la localidad ribera y condenan al Gobierno de Navarra a pagar la ayuda y las costas judiciales.

La presidenta del gobierno de Navarra, María CHivite, en el atril durante el debate de la comunidad. MIGUEL OSÉS
La presidenta del gobierno de Navarra, María Chivite, en el atril durante el debate de la comunidad. MIGUEL OSÉS

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Navarra ha dado la razón al Ayuntamiento de Fustiñana (Navarra Suma) ante el intento del Gobierno de María Chivite de negarles una ayuda de más de 800.000 euros.

El Gobierno de Navarra excluyó al consistorio del plan de inversiones locales 2017-2019, lo que dejaba al Ayuntamiento sin una ayuda de 821.129 euros que se habían destinado al abastecimiento y saneamiento de varias calles de la localidad. 

El consistorio de la localidad, con su alcalde Sergio Vitas a la cabeza, consideró en su momento que se trataba de una decisión "política" y que existía un claro "maltrato" al pueblo de Fustiñana por parte del Ejecutivo del PSN con el apoyo de Geroa Bai y EH Bildu. 

La sentencia es muy contundente en contra del Gobierno foral, al que le obliga también a pagar todas las costas judiciales, incluidas las del propio Ayuntamiento de Fustiñana. El texto estima en su totalidad todas las reclamaciones del consistorio ribero. 

El tribunal señala que no hubo un incumplimiento de las condiciones por las que se podía otorgar la subvención, como defendía el Gobierno de Navarra y califica como "desproporcionada y excesiva" la decisión el Ejecutivo de Chivite de dar por perdida la ayuda. 

El tribunal entiende que el retraso en la ejecución de las obras estuvo justificado por el incumplimiento de la primera empresa adjudicataria de la obra y que el incumplimiento formal en el que haya podido incurrir el Ayuntamiento ha venido motivado por la "vicisitudes y requerimientos de la contratación administrativa", algo que no tiene mayor relevancia puesto que la formalidad se exige para evitar vicios o corruptelas en las adjudicaciones, que en este caso no se han producido.

La sentencia indica como todas las incidencias y problemas surgidos fueron puestos en conocimiento de los técnicos de Gobierno de Navarra sin ningún ánimo por parte del Ayuntamiento de ocultar la situación. 

Por último, el tribunal hace hincapié en que la obra se ha realizado, se ha abonado y está en funcionamiento.

El alcalde de Fustiñana, Sergio Vitas, se ha mostrado satisfecho con la sentencia, ya que refleja que el consistorio no actuó de manera negligente en el proceso. 

"Aunque cabe recurso al Tribunal Supremo, este tiene carácter restrictivo y sólo para supuestos muy concretos  que considera que no se dan porque la sentencia es muy clara y sigue la jurisprudencia mayoritaria, por lo que plantear un recurso solo lo podría interpretarse en términos de dilatar lo más posible la entrega de la subvención arrebatada y que un Tribunal como el Superior de Justica de Navarra ha reconocido", ha explicado Vitas

Por último, el alcalde ha querido “agradecer a los vecinos y vecinas el apoyo recibido y a la letrada Marta Gil Galindo y a su equipo el buen trabajo que han realizado defendiendo los intereses de su pueblo”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Revolcón judicial a Chivite por intentar birlar 800.000 euros de una ayuda a Fustiñana