• jueves, 29 de septiembre de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

CORRUPCIÓN

El exalcalde de Petilla asegura que no "hubo mala intención" cuando se contrató a sí mismo y a su mujer

Ha sido juzgado por por delito continuado de prevaricación y malversación de fondos públicos, por los que la fiscalía le pide 5 años de cárcel.

El exalcalde de Petilla de Aragón Miguel Ángel Rodríguez (d), junto a su abogado a su llegada al Palacio de Justicia de Navarra donde hoy se ha iniciado el juicio. PABLO LASAOSA.
El exalcalde de Petilla de Aragón Miguel Ángel Rodríguez (d), junto a su abogado a su llegada al Palacio de Justicia de Navarra donde hoy se ha iniciado el juicio. PABLO LASAOSA.

El exalcalde de Petilla de Aragón, Miguel Ángel Rodríguez, se ha declarado "totalmente inocente" durante el juicio celebrado contra él por un delito continuado de prevaricación y malversación de fondos públicos, por los que la fiscalía le pide 5 años de cárcel.

Según ha dicho, en ningún momento "hubo mala intención" cuando se siendo alcalde se contrató a si mismo y su mujer en el Ayuntamiento y facturó a este diversos cargos por combustible repostado para usos privados.

El entonces presidente del concejo de Petilla de Aragón ha declarado que "se decidió solicitar una subvención al Servicio Navarro de Empleo para fomentar la contratación de personas en paro" y preguntado el secretario si podía trabajar mientras era alcalde "no recibí ninguna respuesta, por lo que trasladé la pregunta al alcalde de Burlada y me dijo que no veía inconveniente si era un contrato temporal".

"En ningún momento me dijeron que no podía trabajar, me surgió la duda por ética, ya que yo soy honrado y no quería meter la pata", ha asegurado Rodríguez, que ha indicado que solicitó la subvención "para diversos trabajos", y que nadie le informó de que "no se correspondía con la normalidad".

Además, ha dicho, "todas las personas presentadas se contrataron, excepto una que no cumplía con los requisitos de edad", y ha aclarado que una era él y otra, su mujer, pero los vecinos lo sabían y en las asambleas "nadie manifestó nada".

En cuanto al consumo de combustible en una gasolinera de SOS del Rey Católico, Rodríguez ha asegurado que "repostaba para las máquinas que trabajaban en las obras y para la calefacción del Ayuntamiento" no para uso particular, igual que, según él, hacía un conserje del Hostal Ramón y Cajal encargado del mantenimiento en Petilla de Aragón.

El testigo José María Abadía, concejal que dimitió tras ver "continuas irregularidades en la gestión del Ayuntamiento", según ha señalado, ha explicado que, tras solicitar la subvención, "había que valorar qué obras se iban a hacer y a qué personas se iban a contratar, pero eso nunca se llegó a concretar" y "el descontento se manifestó en varias asambleas".

"Las obras se realizaron sin permiso, se decidió de forma unilateral y no se pidió la opinión de los demás. Tampoco se dio tiempo a exponer la posibilidad de contrataciones", ha denunciado.

Por su parte, la encargada de elaborar el informe del SNE, Ana Serrano, ha comentado que en su día fue consultado y advirtió que "no era compatible" la contratación con ser alcalde.

También el secretario del Consistorio, José María Gainza, ha afirmado que planteó a Rodríguez "una causa de incompatibilidad de trabajar para el Ayuntamiento" y que solicitó un informe que constató que "si la contratación era temporal cabía una excepción", mientras que de la contratación de la mujer del alcalde no se trató porque creía que "no existía incompatibilidad solo por ser su mujer".

El Ministerio Fiscal solicita para el acusado 5 años de prisión y 18 de inhabilitación, nueve por el delito de malversación y otros nueve por el de prevaricación, así como una indemnización de 10.804 euros al Ayuntamiento por "las cantidades de las que indebidamente dispuso". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El exalcalde de Petilla asegura que no "hubo mala intención" cuando se contrató a sí mismo y a su mujer