PREMIUM  TRIBUNALES

Fianza de infarto para el navarro que lideró una estafa piramidal y saqueó a decenas de familiares y amigos

El fiscal solicita para el acusado una pena de 8 años de prisión por un delito continuado de estafa y 5 años para sus hijas como 'cooperadoras necesarias'.

Hombre mirando por la ventana desde una oficina. ARCHIVO
Hombre mirando por la ventana desde una oficina. ARCHIVO  

Más de 16 millones de euros es la fianza que se ha fijado para el dueño de una asesoría de Pamplona que se enfrenta ahora a 8 años de prisión por estafar, con la ayuda de sus hijas, a 60 personas entre las que se encontraban familiares y amigos. Para las hijas, el fiscal solicita una pena de 5 años como cooperadoras necesarias para la estafa piramidal.

Desde fortunas millonarias hasta el dinero de la mujer que trabajaba en su casa como asistenta. El navarro está acusado de hacerse con casi 13 millones de euros en una estafa a decenas de inversores de la Comunidad foral a los que prometía intereses por encima de mercado, en algunos casos hasta del 12%. La estafa fue cuajando y creciendo ya que al principio devolvía a sus víctimas el dinero con los atractivos intereses que salían de lo estafado a las siguientes víctimas.

Tras concluir la fase de investigación en el juzgado de Instrucción nº 5 de Pamplona se contabilizaron más de 60 personas perjudicadas. Sin embargo, las víctimas son más pero algunas no han querido denunciarlo por su cercanía al acusado.

La estafa piramidal consistía en ir pagando los intereses gracias al dinero que seguía recaudando de otros inversores, a los que aseguraba que les devolvería todo lo entregado junto al dinero obtenido a través de sus contactos inmobiliarios.

Su coartada, principalmente, eran sus grandes conocimientos del mercado, sus contactos con grandes empresas que hacían negocio con la compra venta y alquiler de casas y su supuesta presencia en consejos de administración de dos grandes bancos. 

El acusado se dedicaba a la asesoría fiscal desde 1992, cuando ya comenzó a mover inversiones en Pamplona. Según señalaba el auto de la juez, desde ese momento "recibía a personas de su entorno por su trabajo como asesor fiscal que le entregaban cantidades de dinero a cambio de intereses muy superiores a los que había en el mercado. En algunos casos no sólo se pagaban los intereses, sino que se devolvía la inversión de forma total o parcial, lo que reforzaba la credibilidad en la fiabilidad de las inversiones", detalla el auto judicial.  

El fiscal ha solicitado, además de las penas de prisión unas multas de 4.500 euros para el padre y 3.300 a cada una de las hijas además de que queden inhabilitados para ejercer la profesión de asesores durante los próximos 10 años.

SUS HIJAS, CÓMPLICES

Dos de las hijas trabajan en la gestoría y colaboraban en la actuación llevada a cabo por su padre, explicaban a los interesados el objeto de la inversión y llegaron a firmar recibís del dinero. Incluso el hombre llegaba a tranquilizar a los inversores diciendo que si él faltaba alguna vez sus hijas conocían bien el entramado de las sociedades de inversión, por lo que no existía riesgo alguno. El acusado incluso falsificó la firma de su mujer en un gran número de documentos que constituían recibos del dinero que era entregado por los inversores. 

Una familia entregó sus primeras cantidades en el año 1994 y cuando en julio de 2015 se llevo a cabo el balance les adeudaba 1.930.198 euros.

Un inversor entregó 120.238 euros, 600.000 una pareja de Pamplona, 394.344 euros otros, 50.000, 42.000, 20.000, 350.000... incluso hubo algunos que hicieron aportaciones en varias ocasiones. Así hasta sumar casi 13 millones de euros


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Fianza de infarto para el navarro que lideró una estafa piramidal y saqueó a decenas de familiares y amigos