PREMIUM  TRIBUNALES

Ni le tocó el culo ni le amenazó en la discoteca: absuelto un vecino de Pamplona acusado por su exnovia

La Fiscalía pedía para él más de 3 años de cárcel pero el juez indica que todas las pruebas "desacreditan" la versión de la denunciante. 

Una chica baila en una discoteca.
Una chica baila en una discoteca.  

Declaraciones contradictoriasy testigos que no avalaban la denuncia. Un hombre ha sido absuelto en Pamplona después de ser acusado de dos presuntos delitos de abuso sexual y amenazas cometidos contra su exnovia. La Fiscalía reclamaba tres años y un mes de cárcel y 700 euros por lo hechos supuestamente ocurridos en septiembre en una discoteca de la calle Abejeras de la capital. 

El juez del Juzgado de lo Penal nº 4 de Pamplona ha sido contundente en su sentencia: "Todas las pruebas objetivas realizadas, e incluso las propias pruebas de la acusación, van en la línea de desacreditar la versión de la denunciante", señala en su resolución que puede ser recurrida. 

La mujer llegó a aseverar que el acusado, en el exterior de una discoteca, le propinó un cachete en los glúteos, acción por la que fue recriminado. En el escrito de acusación de la Fiscalía se recogía que, una vez dentro de la discoteca, volvió a abordarla y, con similar ánimo libidinoso, le propinó un nuevo cachete en los glúteos, siento otra vez recriminado. La respuesta del hombre no fue otra que darle un tercer azote en el culo, ante lo que la denunciante le abofeteó.

Además, mantuvo que el hombre la insultó y amenazó con difundir un vídeo suyo con contenido sexual. 

Sin embargo, durante la celebración del juicio la propia denunciante ofreció una versión distinta a la de su primera denuncia, ya que llegó a decir que ella abofeteó al hombre en cada ocasión que le tocó el culo. "Esta declaración de la denunciante poco tiene que ver con la prestada ante la policía en su denuncia, donde circunscribió las bofetadas al último azote", señala el juez en la sentencia, que explica que se trata de "diferencias demasiado importantes como para admitir su declaración".

Tampoco la pareja actual de la mujer, que estaba presente en el lugar con ella en el momento de los hechos, ofreció una versión convincente. La mujer aseguraba que su novio presenció dos tocamientos y dos tortazos, algo que el testigo no confirmó. 

"Ya con la declaración del testigo, contamos con que el acusado recibió nada menos que 4 tortazos en un corto periodo de tiempo. Nada se ha dicho por ningún testigo de esta cuasi paliza", dice el juez en tono casi sorpresivo sobre cómo fueron variando los acontecimientos durante la vista. 

El juez mantiene que sólo con la declaración de la denunciante y de su novio actual sería suficiente para la sentencia absolutoria, pero tiene en cuenta también la versión del portero de la discoteca, que negó uno por uno todos los puntos de la acusación. La manifestación del testigo resultó "coherente y contundente", ya que negó presenciar  tocamientos en el exterior (el primero tuvo lugar ahí), negó también la existencia de amenazas de ningún tipo, e incluso rechazó que sus compañeros sacaran al acusado de la discoteca.

De esta manera el juez señala que "no ha quedado acreditado que en el interior o en el exterior de la discoteca, el acusado tocara el culo de la denunciante, ni que le apercibiera con difundir un vídeo de la misma de contenido erótico que supuestamente conservaba".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ni le tocó el culo ni le amenazó en la discoteca: absuelto un vecino de Pamplona acusado por su exnovia