TERRORISMO

El pamplonés exjefe de ETA David Pla queda en libertad después de ser entregado por Francia

La juez de la Audiencia Nacional entiende que la prisión provisional "no resulta proporcionada".

El etarra David Pla (c) en el Tribunal de Apelación de París, el pasado mes de noviembre EFE Ángel Calvo
El etarra David Pla (c) en el Tribunal de Apelación de París, el pasado mes de noviembre EFE Ángel Calvo  

La juez de la Audiencia Nacional María Tardón ha dejado en libertad al pamplonés exjefe etarra David Pla con la prohibición de salir de España y comparecencia semanales en el juzgado, tal y como ha solicitado la Fiscalía en su comparecencia en la causa por la que este pasado martes fue entregado por Francia.

Según han informado a Efe fuentes jurídicas, la magistrada ha adoptado esta decisión en un auto después de que la Fiscalía planteara la posibilidad de que su procesamiento en la causa de Halboka, el frente jurídico de ETA, por un delito de integración en organización terrorista, sea cosa juzgada al haber cumplido ya en Francia una pena por un delito análogo.

Tardón no ha tenido en cuenta por tanto las alegaciones de la acusación que ejerce la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) en esta causa, que considera que se trata de hechos diferentes en el tiempo, ni tampoco la petición de la defensa de que no se le prohibiera salir de España debido a que tiene una hija de 4 años escolarizada en el País Vasco francés.

El auto señala que en este caso "a la vista de las alegaciones de las partes, no cabe sino entender que, aun cuando ha aportado documentación justificativa del cumplimiento de las medidas acordadas por las autoridades judiciales francesas, es lo cierto que por este juzgado hubo de acudirse a la emisión de una orden europea de detención y entrega para obtener su disposición personal a este procedimiento".

No obstante, la juez entiende que la prisión provisional "no resulta proporcionada a tales circunstancias", por lo que opta por "otras medidas cautelares que garanticen que no eludirá la acción de la justicia en la presente causa" y que son las mismas que pidió que la Fiscalía.

Todo ello "con apercibimiento de que en el caso de incumplir alguna de las medidas indicadas podrán agravarse las medidas cautelares, pudiendo llegar a decretar su prisión provisional".

Durante su comparecencia, en la Pla ha reconocido su militancia en ETA, la acusación que ejerce la AVT ha defendido su ingreso en prisión al considerar que el delito de integración por el que cumplió 4 años de condena en Francia se circunscribe a los años que van de 2010 a 2015, mientras que la causa por la que ha sido entregado es por hechos de 2008, por lo que no estaría cubierto ese tiempo en la pena que le fue impuesta en el país galo.

La defensa de Pla ha reclamado por su parte la puesta en libertad y se ha opuesto a la medida planteada por el fiscal de no dejarle salir de España, alegando que su arraigo en Francia, donde reside su hija de 4 años.

La comparecencia se ha retrasado varias horas debido a que se ha tenido que traducir del francés la sentencia por la que este último jefe de ETA fue condenado y con la que la defensa ha invocado que los hechos por los que ha sido ahora entregado son cosa juzgada.

Pla fue detenido el pasado jueves en cumplimiento de una euroorden emitida con relación a la causa de Halboka cuando el etarra fue a fichar a la comisaría de Hendaya.

El último jefe de ETA, que fue condenado en Francia a 5 años de prisión, quedó en libertad el pasado 18 de abril tras cumplir cuatro años de cárcel con la obligación de fichar en comisaria dos veces a la semana, y no fue expulsado por sus vínculos familiares, ya que tiene una hija escolarizada en el País Vasco francés.

Pla estuvo viviendo en Hendaya desde que salió de prisión, bajo control judicial, el pasado mes de abril, cuando terminó de cumplir la pena que le había impuesto la Justicia francesa tras su captura en septiembre de 2015, en el País Vasco francés, junto a la etarra Iratxe Sorzábal.

Fue uno de los terroristas que leyó los dos comunicados, el 10 de enero y el 20 de octubre de 2011, en los que se declaraba el alto el fuego permanente y verificable y el cese definitivo de la actividad armada de ETA.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El pamplonés exjefe de ETA David Pla queda en libertad después de ser entregado por Francia