• sábado, 01 de octubre de 2022
  • Actualizado 10:32
 
 

TRIBUNALES

Piden 2 años de cárcel para un matrimonio que grabó con una cámara espía en los Caídos de Pamplona

Se trata de miembros de un colectivo memorialista que aboga por el derribo del edificio y que buscaba imágenes de la hermandad. 

Cripta del Monumento a los Caídos de Pamplona donde se encuentran enterrados los golpistas franquistas Emilio Mola y José Sanjurjo. IÑIGO ALZUGARAY
Cripta del Monumento a los Caídos de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

La Fiscalía pide dos años de prisión y una multa de 12.000 euros para dos miembros de un colectivo memorialista que colocó una cámara secreta para intentar grabar sin consentimiento el culto en la cripta del monumento a Los Caídos de Pamplona. La acusación particular eleva la solicitud de la pena hasta los dos años y medio de cárcel.

Se trata de un matrimonio que dirige la Editorial Alkibla, Clemente Bernard y Carolina Martinez, que según la Fiscalía trató de "atentar contra la intimidad de la Hermandad de Caballeros voluntarios de la Santa Cruz" con la grabación de imágenes prohibidas gracias a unas cámara secretas sin autorización. 

Los dos acusados son miembros del colectivo cultural ZER, que se moviliza para el derribo del monumento ubicado en la plaza de la Libertad de Pamplona. El monumento es propiedad del Ayuntamiento de Pamplona, pero el uso de la cripta, a la que se accede por una entrada distinta al resto del edificio, está restringido a la Hermandad y al Arzobispado, los únicos que cuentan con llaves.

Los acusados, según recogen la Fiscalía y la acusación particular, entraron con un permiso del Ayuntamiento a la zona de la sala de exposiciones y, con ánimo de comprobar el tipo de actos de culto y poder obtener evidencias videográficas, colocaron una microcámara de vigilancia, un grabador de vídeo y un micrófono de grabación. 

Para evitar ser descubiertos, colocaron todo ello en el interior de la rejilla de ventilación sita en el interior de la cripta, a la derecha del altar de la misma, enfocando hacia el interior de la propia cripta, todo ello conectado a la red eléctrica municpal a través de dos regletas enchufadas a una alargadera que se conecta a un panel de control de conexiones y luz sito en el vestíbulo mayor de acceso a la base de la sala de exposiciones del Monumento a los Caídos.

El sistema de grabación de imagen y sonido fue encontrado por un miembro de la Hermandad de Caballeros, que denunció los hechos a la Policía Nacional. 

Cuando los acusados regresaron a recuperar su material se percataron de que les había desaparecido y lo comunicaron a una funcionaria municipal, por lo que se dio aviso a la policía. 

La Hermandad de Caballeros Voluntarios de la Cruz usaba la cripta -de donde se exhumó los cuerpos de Mola y Sanjurjo- para la celebración de una misa mensual y de reuniones ordinarias de la asociación.

Al descubrirse la cámara que trataba de grabar a los miembros de la la Hermandad se inició la investigación por la comisión de un presunto delito de revelación de secretos, al estar grabando a particulares vulnerando su intimidad.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Piden 2 años de cárcel para un matrimonio que grabó con una cámara espía en los Caídos de Pamplona