• lunes, 06 de febrero de 2023
  • Actualizado 00:00
 
 

TRIBUNALES

Un marroquí que encerró a su pareja en Navarra no cumplirá ni un día de cárcel

Le condenan a la expulsión de España en sustitución de cinco años de cárcel por detención ilegal. No podrá regresar en 10 años.

Audiencia Provincial de Navarra. ARCHIVO
Audiencia Provincial de Navarra. ARCHIVO

La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha condenado a 5 años de prisión a un hombre que encerró con una cadena y un candado a su pareja en una serrería abandonada de Burlada en la que él residía.   

En la sentencia, que puede ser recurrida ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, la Audiencia Provincial ha acordado la sustitución de la pena impuesta por la expulsión de España del condenado, M. L., de 44 años y de nacionalidad marroquí, a donde no podrá regresar en 10 años. Así las cosas, el enjuiciado no pasará ni un día en la cárcel tras el delito cometido.

Además de la citada pena de prisión, el procesado no podrá acercarse ni comunicarse con la víctima durante 8 años. 

En la resolución judicial se considera probado que el inculpado y la víctima mantenían una relación de pareja desde hacía cuatro años.  En una hora indeterminada del 24 de febrero de 2022, el encausado y la denunciante se encontraban en el interior de una serrería abandonada situada en la calle Larrainzar de Burlada, en donde él vivía, y también residía su pareja cuando discutía con su madre. 

Por motivos desconocidos, según recoge la sentencia, el acusado abandonó el lugar dejando a su compañera encerrada. Colocó en la puerta una cadena y un candado por fuera para que ella no pudiera huir del lugar.  

No ha quedado acreditado, según la Audiencia, que ese día el procesado la golpeara en la cara.

En el juicio, el Ministerio Fiscal pidió 11 meses de prisión por un delito de maltrato no habitual y 5 años por un delito de detención ilegal. Al respecto, solicitó la sustitución de esta última pena por la expulsión del territorio nacional. La defensa, por su parte, reclamó la absolución.

La Sección Segunda de la Audiencia considera acreditado el delito de detención ilegal con la agravante de parentesco por varias pruebas. En primer lugar, por la grabación de la llamada de la víctima al 112 en la que se le escucha denunciar que su pareja la ha dejado encerrada y no puede salir.  

Asimismo, los magistrados destacan las declaraciones de los dos agentes de la policía municipal de Burlada que comprobaron, de forma personal y directa, que la denunciante estaba encerrada en un edificio abandonado y que era “imposible” abrir la puerta desde dentro por culpa de la cadena y el candado.  

Respecto al delito de maltrato no habitual, los jueces no dudan de que el inculpado haya podido golpear a su pareja en ocasiones anteriores, pero, en cambio, no tienen la certeza de que lo hiciera ese día, por lo que le absuelven del mismo.  

En este sentido, revelan que carecen del informe médico de primera asistencia puesto que la mujer se marchó del centro de salud sin ser atendida. Además, según apuntan los magistrados, los dos agentes de policía coincidieron en señalar que las lesiones en la cara “parecían anteriores”.  

El artículo 89 del Código Penal, según explican los jueces, prevé la sustitución de las penas inferiores a 6 años por la expulsión del territorio nacional cuando sean impuestas a extranjeros no residentes legalmente en España. 

En el caso enjuiciado, el tribunal así lo determinada debido a la inexistente convivencia familiar, la falta de trabajo y de documentación, así como, pese a los cinco años que llevaba residiendo, su desconocimiento del idioma.  


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un marroquí que encerró a su pareja en Navarra no cumplirá ni un día de cárcel