TRIBUNALES

A la cárcel el conductor que protagonizó una temeraria persecución policial desde Ansoáin y que terminó en accidente

Acompañado por tres ocupantes más, tenía retirado el carné de conducir cuando empezó la huida hasta Berrioplano, donde chocó con una farola. 

Calle Hermanos Noáin, en Ansoáin
Calle Hermanos Noáin, en Ansoáin

El magistrado del Juzgado de lo Penal número 2 de Pamplona ha dictado sentencia, aunque puede ser recurrida, sobre una persecución policial que se inició en Ansoáin el pasado 3 de abril de 2015 y que termina por condenar al acusado, conductor del vehículo que se persiguió aquella tarde. 

Tal y como firma el juez, se trata de un delito contra la Seguridad Vial por el que se le condena a una pena de prisión de 15 meses, además de las respectivas indemnizaciones para dos de las personas que ocupaban también el turismo, amigos del chófer, y que terminaron heridas. La persecución terminó en accidente, con una salida de vía en la que chocó contra una farola del término municipal de Berrioplano. 

Relata el texto judicial cómo eran cuatro las personas que ocupaban los asientos de un Seat Ibiza que circulaba aquél día sobre las 20.15 horas por la calle Berriozar de Ansoáin. Fue al girar hacia Hermanos Noáin cuando la policía local activó las señales luminosas para que el coche se detuviese.

Es necesario conocer que, en aquel momento, el condenado tenía retirado el carné de conducir por una condena previa en la que le había sido retirado por 2 años y 2 meses debido a haber conducido bajo la ingesta de bebidas alcohólicas. Tal vez por este motivo, en lugar de detenerse, llegó a alcanzar los 80 kilómetros por hora en vías de 50, iniciándose una persecución de película. 

Tanto es así que, detalla la sentencia, el conductor y ahora condenado llegó a adelantar a una moto obligándose a realizar una maniobra evasiva y a salirse de la calzada y a esquivar a varios vehículos con maniobras de zigzag. Además, no cedió el paso a varios vehículos en las rotondas de Berriozar y Nuevo Artica, en las que obligó a que otros vehículos detuviesen su marcha con frenadas bruscas. 

El conductor, acompañado por estas 3 personas, logró zafarse de los policías hasta que llegó al término de Berrioplano, donde se estrelló con una farola. Tanto el piloto como otro segundo hombre salieron y huyeron del lugar de los hechos. Los otros dos se quedaron, heridos, en las inmediaciones de la localidad. 

Entre las declaraciones de alguno de estos últimos, que sufrieron lesiones que tardaron varios días en sanar, la juez recoge testimonios en los ocupantes narran que pasaron "mucho miedo" porque conducía como "un loco". 

El ahora condenado deberá indemnizar a los dos amigos, ocupantes y heridos debido al accidente, con cuantías de 2.399,99 euros y 653,52 euros respectivamente. Además, deberá pagar los 1.161,50 euros del coste de la farola que rompió al Ayuntamiento de Berrioplano. Se le priva también, además de la libertad durante 15 meses, de la tenencia del carné por un periodo de 3 años. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
A la cárcel el conductor que protagonizó una temeraria persecución policial desde Ansoáin y que terminó en accidente