• sábado, 27 de noviembre de 2021
  • Actualizado 00:51

 

 
 

TOROS

Javier Orozco corta una oreja a los complicados Prieto de la Cal en Tafalla

El encierro onubense ofreció un juego desigual, siendo lucidos de largo en el caballo varios de los toros que horas antes habían protagonizado el primer gran encierro navarro en dos años.

Corrida de toros de la feria de Tafalla 2021 con la ganadería de Prieto de la Cal para los diestros Serafín Marín, Sanchéz Vara y Javier Orozco. MIGUEL OSÉS
Javier Orozco, durante la corrida de toros de la feria de Tafalla 2021 con la ganadería de Prieto de la Cal. MIGUEL OSÉS

Volvían los toros a Tafalla en un festejo con ambiente en los tendidos y sin música de la banda, sustituida por unos altavoces que hasta alternaban distintos toques de clarines en los cambios de tercio. Tras el paseíllo, el Club Taurino Tafallés dio la bienvenida a la afición, venida de tierras galas y bilbaínas, entre otras tierras allende las mugas navarras.

Si algo quedó claro a lo largo de la tarde, eso fue la disposición y gran responsabilidad de Sánchez Vara, quien ejerció en todo momento como gran director de lidia, en una corrida en la que la suerte de varas tuvo destacada importancia. En el sorteo, el de Guadalajara se llevó la noche y el día. El primero de la tarde era un animal tranquilote, que se pensaba lo que hacía y del que no podía uno fiarse. “Rompedor” recibió un puyazo trasero y tras pararse en banderillas y los primeros compases de la faena aceptó una trabajada serie de naturales que Sánchez Vara previa al cambio al pitón derecho y a la suerte suprema, recibiendo pitos en el arrastre.

El cuarto de la tarde, tocayo de su hermano, permitió, para alegría del tendido, a Sánchez Vara desplegar su repertorio: desde los buenos capotazos de recibo hasta el lucimiento en los tres encuentros de “Rompedor” con el jaco, pasando por un jaleado par de banderillas esperando sentado en una pequeña silla de madera, con elegancia y torería. En la muleta, el matador puso toda la carne en el asador tratando de exprimir hasta la última gota de bravura del prieto de la cal, terminando por recetar media con mucha muerte y un descabello. La vuelta al ruedo era la culminación de una tarde de gran madurez del alcarreño.

Por su parte, el debutante Javier Orozco, que ha tomado recientemente la alternativa, cortó una oreja al tercero de la tarde. “Farolero” se arrancó con alegría al caballo, siendo ovacionado el piquero, al igual que los peones del de Ronda, que tras protagonizar un extraordinario tercio de banderillas fueron obligados a desmonterarse por la concurrencia. 

Con la muleta, Orozco se enfrentó a un animal con ritmo y un aire distinto al de sus hermanos, ligando los muletazos por el pitón derecho sacando del sopor al graderío. Con la zurda, el rondeño ofreció una muestra de su gusto y calidad, acoplándose al jabonero. Finalmente, el toro terminó por rajarse y buscar refugio en la querencia de toriles, donde Orozco le recetó una fulminante estocada que le hizo llevarse a su esportón el único trofeo de la tarde. Con el sexto de la tarde poco pudo hacer, pues tras lucirlo en el caballo, el piquero terminó por ensañarse con él, acabando “Rompedor” por aplomarse y no responder a los toques de la muleta.

Anduvo por ahí Serafín Marín, que con el quinto pudo desquitarse de su mala actuación con el primero de su lote, un toro que no transmitía confianza y que acrecentó el nerviosismo del catalán, que en ambas ocasiones dejó la tizona en posición pescuecera, pasando con más pena que gloria por la arena del coso tafallés.

Ficha del festejo

Sánchez Vara: ovación con saludos y vuelta al ruedo.

Serafín Marín: pitos y silencio.

Javier Orozco: oreja y silencio.

Seis toros de Prieto de la Cal: de juego desigual y buena presentación, destacaron tercero, cuarto y quinto.

Incidencias: Media entrada del aforo permitido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Javier Orozco corta una oreja a los complicados Prieto de la Cal en Tafalla