SUCESOS

Árboles arrancados, andamios caídos y cristales rotos: el devastador paso de la borrasca Elsa por Navarra

Las rachas de viento han alcanzado los 110 km/hora en algunos puntos del tercio norte de la Comunidad foral.

Varias de las actuaciones de la Policía Municipal de Pamplona en colaboración con los bomberos con motivo del fuerte viento. CEDIDAS
Varias de las actuaciones de la Policía Municipal de Pamplona en colaboración con los bomberos con motivo del fuerte viento. CEDIDAS  

Las fuertes rachas de viento que se han registrado durante las últimas horas en la Comunidad Foral han ocasionado diversas incidencias que han obligado a intervenir a efectivos de emergencias.

Así, los bomberos, según informan en su cuenta de Twitter, han llevado a cabo numerosas intervenciones en Pamplona debido a la caída de tejas y árboles, junto con otras relacionadas con elementos de fachadas y mobiliario urbano. Asimismo, se han producido cortes puntuales del suministro eléctrico en puntos como Pamplona o Baztán.

En este punto, la Policía Municipal de Pamplona también ha informado de que han colaborado junto a los bomberos para atender unas 30 intervenciones entre las que han destacado el desplazamiento de varios contenedores, vallas y andamios caído en la calle Río Urederra, rotura de cristalera en la calle Julián Arteaga, la caída de los adornos navideños en la plaza Príncipe de Viana o el derribo de las chapas del tejado de una guardería en la calle Aoiz.

Pero la labor de los bomberos también ha consistido en asegurar la cubierta de metacrilato de una piscina en la calle Ronda de Zizur  y sujetar una persiana de la Ikastola Jaso, en la calle Íñigo Arista de Pamplona. A medianoche, con ayuda de la escala, los servicios de emergencia forales reforzaban una contraventana suelta en el cuarto piso de una vivienda del Camino de la Fuente, en Noain.

No solo eso. el arbolado también ha sufrido las consecuencias 'devastadoras' de la borrasca 'Elsa' y varias ramas han tenido que ser retiradas de las algunas vías o, incluso, se ha tenido que cerrar la carretera de la Universidad (ya ha sido reabierta). De hecho, en uno de los párkings de la Universidad de Navarra varias ramas han caido sobre algunos coches provocando daños. En la calle Monasterio de Irache también se ha producido la rotura de un árbol al igual que en Egüés y Urroz Villa.

Han intervenido asimismo en Mutilva a consecuencia del derribo de una estructura de un sobretecho, en Guelbenzu al haber sido arrancada por el viento una cubierta de la piscina retráctil y por problemas en la casa parroquial de Irurzun.

Además, según señalan, la carretera entre Aniz e Irurita ha estado cortada en varios puntos por la caída de árboles y Ciga ha permanecido durante un tiempo aislada por carretera. Lo mismo ha ocurrido en Lecaroz y Elizondo.

También, los bomberos han recogido una chapa desprendida de la gasolinera de Echarren que había ido a parar a la autovía de la Barranca, en el pk. 3, y unidades del parque de Oronoz se han desplazado al barrio de Gaztelu, en Donamaria, donde el viento ha partido un poste del cableado del alumbrado público y ha dejado un cable colgando sobre la calle.

Asimismo, se ha atendido en Oronoz el desprendimiento de una chapa en el túnel de Basataundi, en el pk. 37 de la N-121-A.

Por su parte, el parque de bomberos de Alsasua atendió, a las 19.24 horas, la rotura de un canalón del tejado de una vivienda en Villanueva de Araquil, y los bomberos de Estella acudieron a Puente la Reina para asegurar la puerta de una vivienda y chapas de un alero en el número 98 de la calle Mayor.

 

Los bomberos también han ayudado a un siete peregrinos, dos de ellos menores, que realizaban el Camino de Santiago a pie a terminar su etapa, puesto que tenían problemas debido al fuerte viento. Les trasladaron desde el alto de Roncesvalles a Ibañeta.

El viento también ha sido el responsable de que se desencadenara un incendio de vegetación en el barrio de Eguzkialdea, en Arancha. Al parecer, el roce de las ramas de un árbol con un cable del tendido eléctrico ha originado las llamas que han afectado a media hectárea de matorral y monte bajo. La lluvia, junto a la acción de los bomberos del parque de Oronoz, han sido claves para evitar que el fuego se extendiera a un pinar o una plantación de roble cercana.

PREVISIÓN PARA LAS PRÓXIMAS HORAS

Las rachas muy fuertes de viento han continuado de madrugada alcanzando los 110 km/h en cotas altas del tercio norte, si bien la tendencia es a remitir, según la Agencia Estatal de Meteorología que apunta que el viento del sureste ira amainando y rolando a oeste por la mañana y a sur por la tarde.

Los cielos permanecerán nubosos, con brumas y bancos de niebla de madrugada, abriéndose algún claro por la mañana y al final del día y precipitaciones generalizados de madrugada, que en Pirineos persistirán de forma débil hasta la tarde, y en el resto no se descartan, también de forma débil, el resto del día, con mayor probabilidad por la tarde.

La cota de nieve en Pirineos se situará en torno a los 1400-1600 metros por la tarde y las temperaturas experimentarán pocos cambios excepto las mínimas, que se darán al final del día, en descenso en la mitad norte.

En Estella los termómetros oscilarán entre 7 y 13 grados, en Pamplona entre 6 y 13, en Roncal entre 6 y 11 y en Tudela entre 7 y 15. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Árboles arrancados, andamios caídos y cristales rotos: el devastador paso de la borrasca Elsa por Navarra