PREMIUM  SUCESOS

Policías forales acuden a rescatar a tres mujeres en Tafalla y tienen que salir a nado al ser sorprendidos por la riada

Pertenecientes a Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Tafalla, se habían desplazado a una zona de huertas para ayudar a las mujeres.

Policías forales sorprendidos por la riada. POLICÍA FORAL
Policías forales sorprendidos por la riada. POLICÍA FORAL  

En su quehacer diario por ayudar a la ciudadanía, los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a veces tienen que poner en riesgo su propia integridad, como este lunes les ocurrió a varios agentes de la Policía Foral.

Tal y como ha informado el cuerpo policial autonómico, diversos agentes de Seguridad Ciudadana pertenecientes a la Comisaría de Tafalla tuvieron que acudir en auxilio de tres mujeres que se encontraban atrapadas en una una zona de huertas.

La ciudad y los alrededores se encontraba el lunes por la tarde completamente anegada e inundada tanto por las intensas lluvias que habían caído desde primera hora de la tarde como por la crecida del río Cidacos, que finalmente acabó desbordándose.

Mientras los policías acudían a la zona de las huertas para rescatar a las mujeres, estas consiguieron salir por otros medios antes de que los agentes llegaran hasta el lugar donde se encontraban.

De hecho, la propia patrulla policial acabó siendo sorprendida por la súbita crecida del río Cidacos cuando se disponían a abandonar la zona. Como se ve en la imagen, el coche no podía avanzar ante la cantidad de agua y la fuerte corriente que se experimentaba en esa zona.

Por ello, los policías no tuvieron otra opción que salir como pudieron del vehículo y llegar a nado hasta un lugar seguro, han indicado este martes las mismas fuentes de la Policía Foral.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Policías forales acuden a rescatar a tres mujeres en Tafalla y tienen que salir a nado al ser sorprendidos por la riada