• lunes, 17 de enero de 2022
  • Actualizado 09:24

 

 
 

SUCESOS

Desarticulado un grupo que estafaba en Navarra con compras financiadas de robots de cocina

Compraban robots de cocina financiados a nombre y con número de cuenta de otras personas.

Dos agentes de la Policía Foral junto a uno de los robots de cocina. POLICÍA FORAL
Dos agentes de la Policía Foral junto a uno de los robots de cocina. POLICÍA FORAL

Agentes de Policía Foral adscritos a la Brigada Judicial Norte han detenido a dos personas, e investigan a otras dos, como presuntas autoras de dos delitos continuados de estafa y usurpación de estado civil y un tercero de pertenencia a grupo criminal.

Se trata de tres hombres de 22, 49 y 53 años y una mujer de 56, vecinos de Pamplona y Madrid, que idearon una trama para realizar compras financiadas de robots de cocina a nombre de terceros.

Para ello utilizaban la identidad usurpada y los números de cuentas bancarias de otras personas y empresas con las que les unían o habían unido alguna relación comercial y que, según se descubrió durante las investigaciones, desconocían el uso que se les estaba dando, ha explicado en una nota la Policía Foral.

Estas identidades y datos bancarios los obtenían a través de falsos anuncios en portales de empleo y en un establecimiento de Pamplona, que hacía las veces de punto de recogida de pedidos online. Para registrar y dar credibilidad a las falsas ofertas de empleo, utilizaban sin permiso ni conocimiento de los verdaderos titulares nombres de empresas reales.

Los presuntos autores aprovecharon la situación de estado de alarma para, valiéndose de las distintas medidas anti contagio (entrevistas online o por teléfono), ser contratados como delegados comerciales de la marca fabricante de los robots de cocina. "Ésta era una condición indispensable para la venta de los aparatos, ya que sin ser delegado comercial no se puede vender esta máquina", ha destacado el cuerpo policial.

Una de estas personas fue contratada en dos ocasiones, una con su verdadera identidad y la segunda con una identidad usurpada. Una vez realizada la compra a través de la financiera, para poder recibir los paquetes, los presuntos autores facilitaban una dirección postal errónea y un número de teléfono. Al no poder localizar la dirección, los repartidores llamaban al número indicado y uno de los presuntos autores les indicaba dónde entregarlo, cambiando los destinos para no levantar sospechas. Posteriormente vendían los robots en tiendas de segunda mano.

La investigación se inició a raíz de una denuncia interpuesta por una de las personas a las que se había usurpado el estado civil. Denunciaba que una financiera le apremiaba el abono de las letras atrasadas por la compra de un robot de cocina. La víctima solicitó los contratos a la entidad y los albaranes que justificaban la recogida del aparato a la empresa de reparto, adjuntándolos a la denuncia que presentó en la Policía Foral.

Las investigaciones realizadas por los agentes de la Brigada de Policía Judicial Norte consiguieron destapar el entramado del presunto grupo criminal, la identificación de sus miembros, que habían conseguido estafar una cantidad de dinero cercana a los 50.000 euros, y su posterior detención. Las diligencias propias del atestado fueron enviadas al juzgado que dirige las investigaciones.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Desarticulado un grupo que estafaba en Navarra con compras financiadas de robots de cocina