PREMIUM  SUCESOS

La Policía Foral detiene a los autores de los destrozos en los cementerios de Murchante y Funes

Se trata de dos hombres de Castejón, de 54 años, y de Murchante, de 21 años.

Cementerio de Murchante (Navarra).
Cementerio de Murchante (Navarra).  

La Policía Foral ha resuelto en una semana una investigación que ha finalizado con la detención de los autores de sendos delitos de daños cometidos en los cementerios de Funes y Murchante, donde se produjeron unos actos vandálicos que supusieron la rotura de 17 y 9 tumbas, respectivamente. Este sábado pasarán a disposición del juzgado de instrucción nº 5 de Tudela, que junto al nº 4 han coordinado las actuaciones.

Los hechos se conocieron el pasado domingo, cuando se denunció que desconocidos habían entrado a los cementerios de Funes y Murchante, causando serios daños en lápidas y ornamentación fúnebre de manera indiscriminada. Aunque está pendiente la valoración final de los daños podría hablarse de miles de euros, teniendo en cuenta el material de alabastro, piedra y hierro que fue destrozado y sustraído.

Gracias a la colaboración ciudadana.

Aunque inicialmente se descartó la relación entre ambos actos, por la distancia kilométrica entre las localidades, ese mismo domingo se inició la investigación desde las comisarías de Tudela y Tafalla, donde agentes de policía judicial y seguridad ciudadana se centraron en una laboriosa reconstrucción de los hechos. La información que ha desembocado con las dos detenciones se conoció en Funes, gracias al testimonio anónimo de una persona que llamó al Centro de Mando y Coordinación de la Policía Foral porque supo, a través de terceras personas, quiénes podían ser los presuntos autores.

Las pesquisas iniciales de los policías adscritos a Tafalla se trasladaron para su seguimiento hasta la comisaría de Tudela, donde se trabajó durante toda la semana para localizar el paradero de los autores de los actos vandálicos que han supuesto los citados delitos de daños.

Así, el jueves fue detenido en Murchante F.O.L., vecino de la localidad de 21 años. Se solicitó una autorización judicial para la entrada y registro de su domicilio, donde se recuperaron varios crucifijos de los que se investiga su procedencia para entrega a sus legítimos propietarios.

Y el viernes fue detenido en Castejón V.R.N., vecino de la localidad de 54 años, reconociendo los hechos en dependencias policiales. Aunque también se ha registrado su domicilio informó a los policías forales que había arrojado al río Ebro algunos objetos sustraídos en los cementerios, por lo que se intentará recuperarlos.

Cabe subrayar la alarma social que se suscitó en dichas localidades, donde se convocaron concentraciones de repulsa en las que participaron cientos de vecinos. La fecha festiva -primer domingo de mayo, Día de la Madre- hizo que muchos lugareños acudieran al cementerio a honrar a sus seres queridos, encontrándose con un paisaje desolador. Los ayuntamientos condenaron y denunciaron los hechos, que se habían producido de manera aleatoria, descartándose desde la primera inspección ocular policial su relación con la memoria histórica o la Guerra Civil.

Finalmente queda la labor de peritaje de los daños ocasionados, cuya responsabilidad recaerá sobre los detenidos en diligencias ampliatorias que la Policía Foral remitirá al juzgado de instrucción nº 5 de Tudela.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Policía Foral detiene a los autores de los destrozos en los cementerios de Murchante y Funes