• lunes, 21 de junio de 2021
  • Actualizado 20:41

 

 
 

SUCESOS

Denuncias en bares, fiestas en pisos y botellones: el dispositivo especial de Pamplona para el 'juevincho'

Cerca de 30 personas han sido denunciadas por hacer botellón o no llevar mascarillas y se ha intervenido en 4 establecimientos hosteleros y 2 fiestas en pisos.

Agentes de la Policía Municipal controlan la afluencia de gente en la Plaza del Consistorio en el momento en el que de celebrarse los Sanfermines 2020 hubiera tenido lugar el famoso chupinazo, en Pamplona, Navarra (España), a 5 de julio de 2020. Pamplona afronta este lunes con medidas para intentar evitar que se produzcan aglomeraciones en la ciudad en el día en el que deberían comenzar los Sanfermines de 2020, que, sin embargo, han sido suspendidos por la pandemia de Covid-19.

06 JULIO 2020;COVID-19;NO SANFERMINES;CELEBRACIÓN;GENTE;FIESTA;TRADICIÓN;TOROS

6/7/2020
Agentes de la Policía Municipal y Policía Foral en el Casco Antiguo de Pamplona. EUROPA PRESS

Policía Muncipal de Pamplona ha detallado que el dispositivo especial que desarrollaron para el 'juvincho' finalizó con casi 30 personas y 4 establecimientos hosteleros denunciados.

El cuerpo policial informó este pasado jueves de que iba a desarrollar un dispositivo especial para controlar el cumplimiento de las normativas sanitarias contra el Covid-19 en Pamplona durante las noches de este pasado jueves y la de este viernes.

Así pues, en la primera noche de dispositivo, la Policía Municipal de Pamplona ha informado de que se impusieron 17 denuncias por hacer botellón y 11 por no hacer uso de la mascarilla

Igualmente, ha detallado que se denunciaron a cuatro establecimientos de hosteleria y se intervino en dos peleas y en dos fiestas en domicilios.

Este dispositivo especial, según como se informó este pasado jueves, está compuesto por "policías uniformados o de paisano que patrullarán o vigilarán las zonas asignadas previamente, con puestos fijos en algunos puntos y patrullas móviles para facilitar la movilidad, llegando a cubrir la totalidad de la ciudad".

Esta noche volverá a reforzares el servicio con el objetivo de controlar el ocio nocturno y el cumplimiento de la normativa Covid-19. Y es que, según indica, la situación sanitaria actual hace necesario el aumento del control policial para detectar incumplimientos claros de la normativa sanitaria, actuando de forma eficaz contra quienes la incumplan y evitando así posibles contagios entre la ciudadanía.

Uno de los objetivos prioritarios es evitar botellones multitudinarios en cualquier punto de la ciudad, a lo que se suma el control de la normativa en establecimientos de hostelería, en terrazas y el consumo de bebidas en la vía pública, así como incumplimientos a las Ordenanzas Municipales por ruidos, molestias o fiestas en domicilios.

La Policía Municipal de Pamplona recuerda que "el incumplimiento a la normativa actual conlleva sanciones". Así, por realizar botellón, según la Ordenanza de Civismo, supone una multa de 150 euros y el incumplimiento del uso de mascarilla son 100 euros.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Denuncias en bares, fiestas en pisos y botellones: el dispositivo especial de Pamplona para el 'juevincho'