SOCIEDAD

Muere un taxista de Azagra de 54 años que había acudido a Javier a recoger peregrinos tras la caminata

Agentes de la Guardia Civil y asistencias médicas han tratado de reanimarlo en el lugar pero el hombre finalmente ha fallecido. 

Miembros de Cruz Roja junto al Castillo de Javier.
Miembros de Cruz Roja junto al Castillo de Javier.

Un vecino de Azagra de 54 años ha muerto en la tarde del sábado cerca de Javier tras sufrir un infarto. El hombre, José Luis Agüera Rueda y taxista de profesión, había acudido a las Javieradas para recoger a varios peregrinos que habían terminado la caminata cuando se ha sentido indispuesto. Fuentes policiales han confirmado que el hombre no ha caminado a Javier ni era peregrino. 

El hombre ha sido atendido en la carretera de Yesa por la Guardia Civil y por médicos de la Cruz Roja del puesto de Liédena, que le han realizado laboras de reanimación y desfibrilación durante una hora, sin poder recuperarlo. El cuerpo ha sido trasladado posteriormente hasta el Instituto Navarro de Medicina legal. 

No ha sido la única nota negativa de la jornada, ya que ha estado a punto de ocurrir una grave tragedia en plena autovía a Jaca (A-21) en un día de Javierada con mucho tráfico. Un vecino de Tudela de 80 años ha sido detenido después de conducir más de 7 kilómetros en dirección contraria entre Yesa y Liédena.  

MÁS PEREGRINOS QUE EL AÑO PASADO

Por lo demás, el resto de la Javierada ha trancurrido sin incidencias y con un número de peregrinos algo superior al registrado el año pasado. Según el recuento realizado desde un helicóptero por la Policía Foral los aparcamientos habilitados en Javier acogían a las 19 horas 1.200 turismos y 34 autobuses, por lo que el número estimado de peregrinos es de 6.500. En 2016 se contabilizaron, también a últimas horas de la tarde del sábado, 1.125 turismos y 29 autobuses, es decir, unas 5.950 personas.

En cuanto a intervenciones médicas, han sido trasladadas en ambulancia a centros asistenciales, por indisposiciones menores, dos personas desde Loiti y Murillo el Fruto. Las asistencias de Cruz Roja reflejan también un ligero aumento de peregrinos, ya que suman 635 frente a las 515 de 2016. La gran mayoría de las asistencias se deben a ampollas (184), masajes (167), lavados (164) y curas (59).

El Servicio de Protección Civil ha instalado el Puesto de Mando Avanzado en la explanada del Castillo de Javier para coordinar desde allí los dispositivos de seguridad y emergencia previstos con motivo de las Javieradas. El Departamento de Salud, gracias a la colaboración de la Cruz Roja, ha puesto a disposición de los equipos médicos de guardia del Centro de Salud de Sangüesa un vehículo identificado por si, entre las 8 y las 20 horas de los días de máxima afluencia de personas, deben desplazarse a las vías de acceso a Javier para completar las actuaciones de Cruz Roja y DYA.

APARCAMIENTOS Y ACCESOS 

En el entorno de Javier se limitará la circulación de vehículos en las cercanías del Castillo y se acondicionará una campa, como viene siendo habitual, para estacionamientos en el Centro Diocesano, con capacidad para 1.000 vehículos. A esta zona de aparcamientos se unirán las del pueblo de Javier (para 500 vehículos), el parking de las banderas (150 turismos) y el estacionamiento de la variante de Javier (200 vehículos).

El acceso en vehículo a Javier se podrá realizar desde la A-21 (Autovía del Pirineo) saliendo en Yesa (NA-5410) o Liédena (NA-127). La carretera de Sangüesa a Javier se cortará a la circulación desde el Hotel Yamaguchi, en ambos sentidos, a partir de las 15 horas del sábado 4 de marzo hasta el domingo 5 de marzo, con hora de apertura por determinar. Esta misma restricción se aplicará a partir de las 12 horas del sábado 11 de marzo. Por lo tanto, a partir de esa hora, solo se podrá acceder a Javier en vehículo desde Yesa.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Muere un taxista de Azagra de 54 años que había acudido a Javier a recoger peregrinos tras la caminata