• lunes, 17 de enero de 2022
  • Actualizado 21:27

 

 
 

SUCESOS

El importante aviso de la Policía Foral sobre las luces antiniebla en las carreteras de Navarra

Los agentes han detectado una situación que se repite entre los conductores cuando se encuentran con bancos de niebla en Navarra. 

Agentes de la Policía Foral advierten a los conductores de la importancia de las luces de niebla en la NA-122 en Allo.
Agentes de la Policía Foral advierten a los conductores de la importancia de las luces de niebla en la NA-122 en Allo.

Navarra vive jornadas con mucha niebla, lo que hace muy peligrosa la circulación por determinadas carreteras, sobre todo si no se rebaja la velocidad

La niebla dificulta la visibilidad de una manera importante y los tiempos de respuesta en caso de tener que frenar se reducen por el efecto de este fenómeno meteorológico, que hace que las nubes estén muy bajas, casi a nivel de suelo. 

Por este motivo, la Policía Foral de Navarra ha lanzado una importante advertencia a los conductores, después de detectar que muchos vehículos no llevaban prendidas las luces antiniebla de sus coches en un punto donde la visibilidad era reducida

"Informamos a muchos conductores que las luces en posición 'automática' no se encienden con la niebla", ha alertado el cuerpo autonómico en redes sociales, al constatar que eran varios los coches que circulaban sin apenas poder ser vistos. 

Esto ocurre porque los sistemas electrónicos de los coches detectan de forma automática la falta de luz y se activan sin tener que encender las luces de cruce, pero no se encienden en caso de niebla, porque es algo que el sistema de los vehículos no puede reconocer.

El reglamento de Tráfico es muy claro sobre el uso de este tipo de luz importante para su uso en la niebla, algo que en Navarra es muy habitual en determinadas épocas del año como la actual y que hace que por muchas carreteras de la Comunidad foral la conducción sea insegura si no se toman medidas. 

Las luces antiniebla delanteras son obligatorias y sólo hay que usarlas cuando la niebla dificulte la visibilidad, aunque también están recomendadas en caso de lluvia muy intensa o al encontrarnos con alguna nube de polvo o arena. Evidentemente, las luces antiniebla hay que activarlas aunque sea de día, no sólo de noche. 

En el caso de las antinieblas traseras, hay que encenderlas cuando la situación metereológica sea especialmente desfavorable, cuando la niebla es muy espesa, hay una lluvia muy intensa, en medio de una fuerte nevada o en la situación descrita anteriormente de nubes de polvo o humo. 

Hay que recordar que las luces antiniebla sólo se pueden utilizar en estas situaciones descritas y que no está permitido llevarlas encendidas fuera esos escenarios contemplados por la DGT, ya que la multa puede ascender hasta los 200 euros. 

Esto es así porque se trata de luces muy brillantes que pueden molestar a otros conductores y en el caso de las traseras se pueden llegar confundir con las luces de freno, lo que puede provocar situaciones no deseadas en la carretera.

De esta manera, es importante segur los consejos de la Policía Foral sobre la conducción en situaciones de niebla, especialmente en el uso de las luces antiniebla, que pueden facilitar nuestra visibilidad en un momento complicado en la carretera. 

RECOMENDACIONES PARA CONDUCIR CON NIEBLA

Junto a las luces antiniebla, la DGT establece otras recomendaciones importantes para conducir con niebla

Distancia: es importante mantener un espacio de separación mayor con los vehículos, porque la mayoría de los accidentes con niebla se deben a choques por frenazos imprevistos. 

No pararse: en situaciones de niebla muy cerrada, es fundamental no detenerse en el arcén, algo que la DGT califica como "una de las peores ideas por el peligro que entraña". Aunque por ejemplo se produzca un pinchazo o cualquier otra situación que dificulte la marcha, hay que tratar de seguir rodando hasta encontrar una salida o un área de servicio. Si el coche se para por una avería y es imposible continuar la marcha, la recomendación es que todas las personas salgan del interior del coche y pasen al otro lado del guardarraíl, además de señalizar el vehículo de la forma adecuada y si es posible con una distancia mayor de lo normal. 

Luces: poner las luces antiniebla tal y como se ha explicado en las líneas anteriores, apagarlas cuando termine el espacio de niebla y no usar en ningún caso las luces largas, ya que lo que hacen es reflejarse y rebotar, lo que nos puede llegar a deslumbrar. 

Marcas de la vía: una buena manera de tratar de circulación en una situación de niebla muy densa, es fijarse bien en las líneas de la carretera y no separarse de ellas para poder llevar el coche centrado y no salirse del carril indicado, algo que podría ocurrir. 

Velocidad: es muy importante rebajar la velocidad marcada para la vía en caso de niebla, algo muy importante para mantener la capacidad de reacción ante una situación inesperada. 

Frenazos: junto a la situación de escasa visibilidad que puede conllevar frenadas inesperadas, hay que recordar que la niebla puede hacer que el asfalto se encuentre muy húmedo, por lo que puede que nuestro coche responda de manera distinta. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El importante aviso de la Policía Foral sobre las luces antiniebla en las carreteras de Navarra