• domingo, 19 de septiembre de 2021
  • Actualizado 16:55

 

 
 

SUCESOS

En libertad provisional seis de los detenidos por agredir a la policía durante el juevincho

La fiscalía solicita para estos jóvenes penas que van desde los 3 años y 10 meses y los 4 años y 7 meses de prisión.

Policia municipal de Pamplona durante la crisis del coronavirus. Miguel Osés.
Policia Municipal de Pamplona durante la crisis del coronavirus. MIGUEL OSÉS

Seis de los once jóvenes detenidos en la madrugada de este viernes en Pamplona por su participación en botellones y en enfrentamientos y agresiones hacia la Policía Municipal, ocho de cuyos agentes resultaron heridos, han quedado este sábado en libertad provisional sin fianza.

El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona ha decretado la libertad provisional sin fianza, aunque les prohíbe acceder al Casco Viejo de la ciudad hasta el 9 de septiembre, día en el que se celebrará el juicio por estos hechos.

En un auto, el juez decreta la libertad provisional al entender que no hay motivos para creer que los detenidos traten de sustraerse de la acción de la justicia.

"No obstante", añade el auto, "evidenciándose del atestado y de las propias manifestaciones de algunos de los detenidos que los hechos, entre los que se encuentran varios delitos de lesiones leves de los que han sido víctimas varios agentes de la autoridad, tienen su origen en la participación de los detenidos en los llamados 'botellones' celebrados en el Casco Viejo de Pamplona, y con la finalidad de evitar la reiteración delictiva con ocasión de nuevas participaciones de los acusados en dichos eventos, se estima necesario acordar la medida cautelar de prohibición de que ninguno de los seis detenidos acceda al interior del Casco Viejo de Pamplona hasta el día señalado para la celebración del juicio oral, bajo apercibimiento de que en caso de incumplir esta prohibición podrán imponérseles medidas más restrictivas de su libertad personal".

En relación a esta medida, el juez señala que "la misma no impedirá la participación de los detenidos en otros 'botellones' que puedan celebrarse fuera del Casco Viejo de Pamplona, pero el principio de legalidad impide prohibirles la participación genérica en dicho tipo de eventos, al no estar prevista dicha posibilidad en el artículo 544 bis LECRIM".

Los detenidos tienen la obligación de comparecer ante el tribunal o ante el órgano que en su día conozca de la causa y cuantas veces fueren llamados.

ACUSACIÓN DEL FISCAL

Por su parte, el Ministerio fiscal señala en su escrito de acusación que los detenidos se encontraban sobre las 2.50 horas del 27 de agosto entre las calles Mercado y Santo Domingo de Pamplona, "desde donde, puestos previamente de acuerdo y con la intención de alterar el orden, se dirigieron hasta la calle Dos de Mayo".

"En esa calle había una alta concentración de personas que no guardaban la distancia de seguridad y alguna de ellas estaban rompiendo botellas y causando molestias a los vecinos y en un hotel. Debido a la situación referida, se desplazaron al lugar varias dotaciones de agentes de Policía Municipal. En cuanto los agentes accedieron a la calle Dos de Mayo, los acusados, junto con otras personas no identificadas, arrojaron a los agentes piedras y botellas que dieron contra los escudos policiales, golpeando una de las piedras contra un agente", expone el fiscal.

Según continúa señalando, "los acusados, tras lanzar diversos objetos volvieron a la calle Mercado, donde se hicieron con más botellas que siguieron arrojando con fuerza hacia los agentes". "Durante estos hechos, los acusados se taparon el rostro con las camisetas que vestían para evitar ser identificados. Inmediatamente después, los acusados se marcharon del lugar y fueron seguidos por los agentes para proceder a su detención, que se produjo pasados unos minutos", expone.

El fiscal considera que los hechos constituyen un delito de atentado con uso de instrumento peligroso; un delito de resistencia en concurso con un delito leve de lesiones; y dos delitos de atentado en concurso con tres delitos leves de lesiones.

El Ministerio fiscal señala que los seis detenidos son autores del primer delito y pide para cada uno de ellos la pena de tres años y diez meses de prisión.

A otro de los detenidos le responsabiliza también del delito de resistencia y le pide por ello diez meses de multa con una cuota diaria de diez euros y por el delito de lesiones la pena de dos meses de multa con una cuota diaria de diez euros.

El fiscal acusa a otro de los detenidos también por delito de atentado y pide la pena de nueve meses de prisión. A esta misma persona le responsabiliza de dos delitos leves de lesiones, por los que pide por cada uno la pena de dos meses de multa con una cuota diaria de diez euros.

Finalmente, para otro detenido, pide nueve meses de prisión por delito de atentado y la pena de dos meses de multa con una cuota diaria de diez euros por un delito de lesiones.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
En libertad provisional seis de los detenidos por agredir a la policía durante el juevincho