PREMIUM  SUCESOS

Las consecuencias de las intensas lluvias: tres carreteras han tenido que ser cerradas en Navarra

El Gobierno foral recomienda circular con precaución debido a la posibilidad de que se hayan formado balsas de agua en las calzadas.

GRAF8787. VILLAVA (NAVARRA, 08/04/2018.- Aspecto que presenta la presa de la Trinidad de Arre, en Villava (Navarra), donde el rio Ultzama ha experimentado una notable crecida tras las intensas lluvias de la últimas horas. El Servicio de Protección
GRAF8787. VILLAVA (NAVARRA, 08/04/2018.- Aspecto que presenta la presa de la Trinidad de Arre, en Villava (Navarra), donde el rio Ultzama ha experimentado una notable crecida tras las intensas lluvias de la últimas horas. El Servicio de Protección  

El Gobierno de Navarra recomienda circular con precaución por la posible presencia de balsas de agua en las carreteras como consecuencia de las intensas precipitaciones que vienen registrándose este fin de semana, ha anunciado el Ejecutivo foral en un comunicado.

Estas lluvias han provocado el corte de la carretera NA-137 (Burgui-Isaba-Francia) en el punto kilométrico 15,5 por el desbordamiento del río Esca, y también están cerradas al tráfico por inundación la Ronda de Pamplona (PA-30, accesos a Landaben) entre los puntos kilométricos 0,5 al 2, y la carretera NA-6002 (Noáin-Salinas de Pamplona), en el punto kilométrico 1.

No obstante, tanto la NA-137 (Isaba)  como la NA-30(Acceso a Landaben), han sido reestablecidas a las 19.30 horas.

Las precipitaciones más intensas se han producido en el cuadrante noreste de la Comunidad foral, donde en las últimas 24 horas se han medido 67 litros por metro cuadrado en el observatorio de Erremendía (Salazar), 57 en Aoiz, 51,5 en Guetádar, 48,3 en Yesa y 46 litros por metro cuadrado en el observatorio de Arangoiti. Asimismo se han recogido cantidades importantes en Gorramendi (54 litros por metro cuadrado), Vera de Bidasoa (49), Santesteban (47), Elzaburu (47) y Pamplona (40).

Las localidades de la zona de Sangüesa y Lumbier, que habían sido prealertadas ante el aumento de caudal de los ríos por el deshielo de la nieve acumulada en los Pirineos y también por las lluvias, no han sufrido inundaciones y tanto el nivel del Irati como del Aragón tienden a la baja, tras pasar el pico de la crecida durante la madrugada.

Tampoco se esperan problemas por desbordamiento del río Arga en la cuenca de Pamplona, aunque el Servicio de Protección Civil del Gobierno de Navarra se mantiene atento a la evolución de la climatología, ya que el pronóstico anuncia que continuarán las precipitaciones y seguirá el deshielo en el Pirineo.

De hecho, el Arga a su paso por la capital navarra, Arazuri y Echauri ha alcanzado el nivel de prealerta debido a las intensas lluvias. A las diez de la mañana de este domingo, el nivel del río en Pamplona se ha situado en los 2,17 metros y su caudal, en los 203,47 metros cúbicos por segundo, lo que representa un notable incremento respecto de los últimos días, si bien parece que comienza a estabilizarse y deja de subir, según el Gobierno foral.

La misma tendencia se da en Arazuri, donde el río ha llegado a los 3,02 metros, con un caudal de 357,14 metros cúbicos por segundo. No ocurre lo mismo en Echauri, donde continúa en aumento tanto del nivel del agua, que ha llegado a los 3,75 metros de altura, como del caudal, que ha superado los 515 metros cúbicos por segundo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las consecuencias de las intensas lluvias: tres carreteras han tenido que ser cerradas en Navarra