PREMIUM  SUCESOS

La Policía Municipal de Pamplona recibió la orden de abandonar el lugar cuando comenzó la agresión al autobús de HazteOír

En un informe interno señalan que los manifestantes actuaron de manera violenta y que atacaron a los agentes y rompieron un cristal del coche patrulla. 

El autobús de HazteOir visita Pamplona (31). IÑIGO ALZUGARAY
El autobús de HazteOir visita Pamplona (31). IÑIGO ALZUGARAY  

La patrulla de Policía Municipal que acompañaba al autobús de HaztOír por Pamplona el pasado miércoles recibió la orden de sus superiores de abandonar el lugar y dejar a su suerte al autocar, al conductor y a los acompañantes cuando comenzaron las agresiones de los manifestantes en el paseo de Sarasate

Así se refleja en un informe efectuado por los agentes de Policía Municipal que estuvieron en el lugar y que confirman que los manifestantes también golpearon con saña a los propios agentes y rompieron el cristal de una de las ventanillas del coche patrulla.

"A la vista de los comportamientos violentos que se estaban produciendo, el patrulla (coche de policía) que se encontraba en el lugar recibió la orden de abandonar la zona inmediatamente". Es la fa frase que figura en el informe de la Policía Municipal, de manera que reconocen que, en lugar de quedarse a proteger a otras personas que podían verse rodeados por los manifestantes, recibieron la orden de abandonar el paseo de Sarasate

"Cuando el patrulla circulaba con precaución por la cantidad de personas que invadían la calzada, también recibiendo insultos y amenazas, así como golpes varios por todo el contorno de la carrocería, recibe un golpe en su parte trasera con un objeto lanzado por los manifestantes, que produce la fractura del cristal de la ventanilla de la puerta trasera izquierda", se relata en el texto del cuerpo policial sobre la violencia descontrolada de los manifestantes. 

En ese momento, la patrulla de Policía Municipal abandonó el lugar sin mirar atrás. "Finalmente, el patrulla logra salir de dicha situación. (...) Los intervinientes, ya en dependencias municipales, tienen conocimiento de que el autobús ha podido atropellar a alguna de las personas congregadas en el Paseo de Sarasate", indican mientras reconocen que no se preocuparon ni por la seguridad del autobús ni por la de las personas que había en la zona en un entorno de violencia desatada. 

El informe de la Policía Municipal recoge todo lo ocurrido con el autobús de HazteOír, desde su intento de entrada en Pamplona impedido hasta que no se taparan todos los rótulos del vehículo. "El autobús no puede llevar publicidad impresa puesto que infringe el artículo nº 10 de la ordenanza municipal de publicidad de Pamplona. Se le indica que si persiste en ello será denunciado y no se le podrá dejar circular por las vías del término municipal si no la elimina de manera efectiva", señalan el cuerpo municipal. 

Una vez que los responsables de la plataforma eliminaron los nombres del autobús, la misma patrulla acompañó al vehículo hasta el centro de Pamplona "a una distancia prudencial". 

Fue entonces, al llegar al paseo Sarasate, junto al Banco de España, cuando los manifestantes corrieron hasta el vehículo con el ánimo de actuar de forma violenta. "Un número indeterminado de manifestantes se dirigieron masivamente en grupo hacia el autobús y comenzaron a proferir insultos y a atacarlo con lanzamiento de objetos varios, patadas y golpes, especialmente en la ventanilla del conductor", relata el informe de los agentes locales. 

Es en este momento, cuando los agentes recibieron la orden de abandonar el lugar, sin actuar en ningún momento ni identificar a los violentos que golpearon a la propia patrulla y que rompieron una de las lunas del su coche. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Policía Municipal de Pamplona recibió la orden de abandonar el lugar cuando comenzó la agresión al autobús de HazteOír