PREMIUM  SUCESOS

El susto en el encierro de una carnicería de Estella en la que se ha colado el cabestro: "No ha dado tiempo a cerrar"

Un cabestro que acompañaba a los toros se ha metido hasta dentro de la carnicería sin que ni los mozos ni los dueños del local pudiesen hacer nada para impedirlo.

Imagen del cabestro que se ha colado en una carnicería de Estella.
Imagen del cabestro que se ha colado en una carnicería de Estella.  

Estamos acostumbrados a los numerosos sustos que propician las vacas en las fiestas de los pueblos durante el verano, aunque algunos son más aparatosos que otros. 

Uno de estos casos ha sido el ocurrido esta mañana en el primer encierro de las fiestas de Estella, cuando un cabestro ha entrado decidido a una carnicería de la localidad. Se trata de la carnicería Javier, situada en el número 85 de la calle Mayor de Estella, en pleno recorrido del encierro.

Un cabestro que acompañaba a los toros, se ha metido hasta dentro de la carnicería sin que ni los mozos que corrían el encierro ni los dueños del local pudiesen hacer nada para impedirlo. 

"Cuando la gente ha empezado a gritar como para avisar de que venía hacia aquí he ido corriendo a cerrar la puerta para evitar que entrase pero no me ha dado tiempo, ha sido todo muy rápido", cuenta Víctor, uno de los encargados del establecimiento.

"Cuando ha entrado ha ido directo hasta el fondo. Teníamos miedo de lo que pudiese hacer porque se miraba en el espejo y se veía reflejado. Yo veía como los mozos le llamaban e intentaban que volviese a la calle pero no podían, entonces lo primero que me ha salido ha sido cogerlo del rabo y sacarlo yo mismo aunque con la ayuda de todos los presentes que han tirado del rabo del animal", ha explicado.

"La verdad es que me he llevado un buen susto porque aunque no haya pasado nada grave ni haya producido daños de ningún tipo, daba golpes al huir y ha sido costoso. Además, una empleada se ha hecho daño en el brazo mientras intentaba ayudarme a sacarlo y se lo ha tenido que envendar", ha comentado.

Ante los ojos atónitos de los vecinos, los mozos han ayudado a que el manso consiguiera salir hacia atrás del establecimiento y por fin encarrilara la calle, de manera que el encierro ha podido seguir su curso con normalidad.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El susto en el encierro de una carnicería de Estella en la que se ha colado el cabestro: "No ha dado tiempo a cerrar"