SUCESOS

Un piso de la Rochapea, centro operativo de una estafadora que usurpaba tarjetas bancarias

Conseguía los datos de sus víctimas y hacía uso de sus cuentas para realizar compras por internet por valor de hasta 1.000 euros.

Un agente de la Policía Nacional de la unidad de investigación de cibercrimen y estafas por internet. POLICÍA NACIONAL
Un agente de la Policía Nacional de la unidad de investigación de cibercrimen y estafas por internet. POLICÍA NACIONAL  

Agentes de la Jefatura Superior de Policía de Navarra, han  procedido a la detención en Pamplona de una mujer, de nacionalidad española, como presunta autora de dos delitos de estafa. En la misma investigación también se ha imputado como investigada a una menor de edad.

La operación se inició a raíz de la denuncia presentada en la Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano de la Policía Nacional. La víctima denunciaba la realización de 26 cargos fraudulentos realizados con su tarjeta bancaria, todos a través de internet, por un importe total de 449,03 euros.

Una vez conocidos los hechos, la unidad especializada en delincuencia económica procedió al análisis de los cargos y a la realización de la correspondiente investigación.

Los policías descubrieron que había más intentos de compras fraudulentas, así como los datos informáticos asociados a las compras realizadas, direcciones de entrega, diversas personas y domicilios como receptores de los distintos pedidos realizados en distintas empresas especializadas en venta on line.

Tras practicar diversas gestiones, los investigadores determinaron que todas las compras realizadas tenían relación con una vivienda ubicada en el barrio de la Rochapea de Pamplona.

Todas las compras coincidían en el uso fraudulento de la documentación de las víctimas, unos documentos que habían sido fotografiados cuando dejaban sus pertenencias sin vigilar y de los que obtenían los datos necesarios que posteriormente utilizaban para recoger los pedidos fraudulentos.

A otra víctima, y utilizando el mismo "modus operandi", le habían realizado cargos con su tarjeta bancaria, por internet, por un importe de 558,81 euros.

La dueña de la vivienda de la Rochapea donde llegaban los paquetes ha sido detenida como presunta autora de dos delitos de estafa. La arrestada y el correspondiente atestado policial , fueron puestos a disposición de la autoridad judicial competente.

Finalizada la investigación se ha determinado la participación como investigada de una menor de edad que residía de forma temporal en la vivienda de la Rochapea.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un piso de la Rochapea, centro operativo de una estafadora que usurpaba tarjetas bancarias