• lunes, 17 de enero de 2022
  • Actualizado 19:54

 

 
 

SUCESOS

Controlado el incendio que desde el domingo afectaba a una empresa de Berrioplano

El material que ha ardido es exclusivamente chatarra, en ningún momento se ha quemado material inflamable. 

Un bombero durante el incendio en la empresa de Gestión de Residuos Medenasa en Berrioplano, ya controlado. BOMBEROS DE NAVARRA
Un bombero durante el incendio en la empresa de Gestión de Residuos Medenasa en Berrioplano, ya controlado. BOMBEROS DE NAVARRA

El incendio que desde primeras horas de la mañana del pasado domingo afecta a la chatarra almacenada en una campa de la empresa Medenasa, en Berrioplano, se encuentra controlado y el Servicio de Bomberos de Navarra confía en poder darlo por extinguido en las próximas horas.

El humo generado por el incendio no ha supuesto riesgo alguno para las personas, según ha informado el Gobierno foral.

A su llegada al lugar sobre las 8 horas del domingo tras ser alertados desde SOS Navarra, los bomberos vieron que ardía un enorme montón de chatarra con llamas de unos 20 metros de altura y elevadas temperaturas que partían de un gran número de vehículos achatarrados y compactados. En otra parte había motores y en los alrededores chatarra más fina, aluminio y otros residuos industriales.

Las dimensiones del amontonamiento eran tales que el agua que lanzaban los bomberos apenas alcanzaba las llamas y se evaporaba a causa del enorme calor, por lo que decidieron centrar el trabajo inicial en la protección de las instalaciones de la empresa para que no ardieran, en especial una torre de procesado de unas cuatro plantas de altura en la que recientemente se habían hecho importantes inversiones y que era la que más riesgo tenía de ser alcanzada por el fuego. También preservaron lo depósitos de gas, gasoil y acetileno situados en un extremo de la campa.

Una vez descartado el peligro de que resultaran afectadas las instalaciones, los bomberos desplazados, de los parques de Cordovilla, Trinitarios y Tafalla, estudiaron cómo atacar el incendio a la vista de que no iba a poder ser extinguido de forma rápida. La estrategia pasaba por sectorizar el material combustible, creando pasillos a modo de cortafuegos, y retirar la mayor cantidad de chatarra posible de la que no había sido alcanzada por las llamas.

Mientras tanto siguieron lanzando grandes cantidades de agua, utilizando para ello un aljibe de Medenasa y otro de una empresa próxima que se conectó con 300 metros de manguera. A pesar de todo se comprobó que el lanzamiento de agua apenas tenía efecto, y de hecho un helicóptero que realizó varios vertidos fue retirado al no conseguir el objetivo buscado.

La opción fue la de enterrar con tierra y arena la chatarra para impedir que se propagara el fuego. Se organizó una rueda de camiones que traían la arena desde Alsasua y las Canteras de Alaiz, llevándose en su viaje de vuelta los restos que se iban retirando para dejar sitio en la campa hasta un lugar facilitado por la empresa.

El Servicio de Bomberos destaca la colaboración y el trabajo de la plantilla de Medenasa y la disposición de la dirección de la empresa, que ha facilitado cuantos medios le han sido solicitados para atajar el incendio. En total han sido más de cien los camiones cargados de arena utilizados en las labores de extinción a lo largo de las jornadas que lleva activo el fuego, durante las que la presencia de bomberos de los parques de Cordovilla y Trinitarios ha sido constante.

Se ha formado una especie de carbonera que se ha ido apagando poco a poco, sin llama viva aunque se mantiene la elevada temperatura. Finalmente esta tarde se ha dado por controlado el fuego, que podría declararse extinguido a lo largo de las próximas horas.

El material que ha ardido es exclusivamente chatarra, en ningún momento se ha quemado material inflamable. Por tanto no han ardido residuos peligrosos y no ha habido peligro por la inhalación del aire en los alrededores de la empresa. Se está procediendo a retirar el material incendiado, despacio, para que se vaya enfriando y con el fin de separar la tierra de la chatarra, para su posterior tratamiento como residuos no peligrosos. Tampoco hay riesgo de vertidos, la empresa dispone de un decantador y un sistema de tratamiento de hidrocarburos, que pueden lixiviar y son tratados desde siempre en la empresa.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Controlado el incendio que desde el domingo afectaba a una empresa de Berrioplano