PREMIUM  SUCESOS

Comercio ilegal en Pamplona: la Policía Foral incauta dos colmillos de elefante en un espacio de antigüedades

A principios de abril, la Policía Foral imputó en Tudela a un ciudadano que trasladaba en su vehículo un ejemplar naturalizado de oso americano.

Los colmillos de elefante incautados por la Policía Foral. POLICÍA FORAL.
Los colmillos de elefante incautados por la Policía Foral. POLICÍA FORAL.  

Agentes de la Policía Foral adscritos a la Brigada de Protección Medioambiental han intervenido recientemente en Pamplona dos colmillos de elefante que se pretendían vender sin los debidos permisos administrativos.

Los policías se encontraban realizando una campaña especial de inspección de establecimientos dedicados  a la venta de antigüedades cuando descubrieron las piezas.

Se trata de colmillos de elefante africano (Loxodonta africana), especie incluida en los anexos del Reglamento Comunitario 338/97 del Consejo, relativo a la protección de especies de la fauna y flora silvestres mediante el control de su comercio.

Esta normativa prohíbe la compra, la oferta de compra, la adquisición y la exposición al público con fines comerciales, así como la utilización con fines lucrativos y la venta, la puesta en venta, el transporte o la tenencia para su venta.

Sin embargo, hay una serie de excepciones a esta prohibición que permiten legalizar (bajo determinados requisitos) su tenencia y comercio en caso de obtener un certificado acorde con la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES). 

En este caso, el comerciante carecía de dicho documento, por lo que los policías incautaron las piezas a la espera de que el vendedor aporte el certificado CITES correspondiente.

En caso de no hacerlo, los colmillos se entregarán en el Departamento de Medio Ambiente y se tramitará el correspondiente expediente administrativo por infracción a la Ley Foral 2/93,  de 5 de marzo, de protección y gestión de la fauna silvestre y sus hábitats.

TERCERA INTERVENCIÓN DEL AÑO

El Grupo de Investigación Ambiental de la Policía Foral ha intervenido en tres ocasiones en lo que va de año en hechos relacionados con el comercio ilegal de especies. A principios de abril, imputaron en Tudela a un ciudadano que trasladaba en su vehículo un ejemplar naturalizado de oso americano (Ursus americanus). Lo había comprado por 400 euros y pretendía venderlo por 1800.

Meses antes, en enero, denunciaron a un ciudadano de una pequeña localidad de la Ribera por intentar vender un ejemplar naturalizado de águila real (Aquila chrysaetos).

Desde la Brigada de Protección Medioambiental de la Policía Foral se recuerda que todo comercio con animales protegidos o sus partes debe realizarse según la legislación internacional vigente en cada momento para no incurrir en ilícitos que pueden terminar en un procedimiento administrativo o incluso penal.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Comercio ilegal en Pamplona: la Policía Foral incauta dos colmillos de elefante en un espacio de antigüedades