SUCESOS

Un vecino denuncia que el 112 de Beaumont se negó a avisar a la Guardia Civil ante el crimen de Cáseda

El cuartel de la localidad se halla a escasos 100 metros del lugar en el que ocurrieron los hechos y, en cambio, fue avisada una patrulla que tuvo que desplazarse once kilómetros desde Sangüesa.

Tres personas han muerto asesinadas a tiros de escopeta en una pelea entre familias gitanas en Cáseda. PABLO LASAOSA
Tres personas han muerto asesinadas a tiros de escopeta en una pelea entre familias gitanas en Cáseda. PABLO LASAOSA

Un vecino de Cáseda, testigo de los atroces hechos que se cometieron el pasado martes 18 de septiembre en los que murieron tres personas, entre ellas un menor; ha asegurado que desde la sala de emergencias del 112 se negaron a avisar a la Guardia Civil a pesar de ser el cuerpo policial más cercano a los terribles acontecimientos ocurridos en la localidad navarra.

"No procedía molestar", asegura este vecino de la casa de al lado próxima al lugar donde sucedió el tiroteo que le respondieron en el servicio de emergencias navarro, según ha adelantado Diario de Navarra.

Al parecer, la sala del 112 avisó a una patrulla de la Policía Foral que tenía que acudir desde la localidad de Sangüesa, ubicada a más de once kilómetros de Cáseda.

Un hecho que ha provocado ya las primeras "indignaciones" políticas por parte de UPN y PPN.

El portavoz de UPN en la Comisión de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia del Parlamento de Navarra, Sergio Sayas, ha registrado una pregunta escrita a la consejera Beaumont para que detalle la cronología exacta de las llamadas recibidas por SOS Navarra alertando del tiroteo en Cáseda, los pasos que dio SOS Navarra tras recibirlas y si dio o no aviso a la Guardia Civil de la localidad.

De confirmarse esta actuación, ha continuado el parlamentario regionalista, “Beaumont demostraría una vez más que está incapacitada para dirigir el Departamento de Interior porque es incapaz de anteponer el servicio a los navarros a su ideología nacionalista”.

Por otra parte, la presidenta del Partido Popular de Navarra, Ana Beltrán, ha afirmado a través de un comunicado estar "harta" de que el Gobierno de Barkos "juegue con la seguridad ciudadana por su ideología nacionalista".

En este sentido, ha señalado que el departamento que dirige la consejera María José Beaumont "antepone su sectarismo y animadversión hacia los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado por encima del bienestar de los navarros".

Por este motivo, los populares han solicitado a la propia titular de Interior del Ejecutivo de Barkos que haga pública la grabación de llamada de este vecino al que la sala del 112 hizo caso omiso cuando telefoneó para solicitar la presencia policial del cuerpo más cercano, en este caso la Guardia Civil y cuyo cuartel se ubica a escasos cien metros de donde se estaba produciendo el tiroteo.

Además, han solicitado la comparecencia de Beaumont "para que dé explicaciones, porque estas actuaciones ponen en juego la vida de los navarros y es una irresponsabilidad alarmante", han señalado.

"No vamos a tolerar bajo ningún concepto que este gobierno sectario y temerario siga poniendo en riesgo la seguridad ciudada", ha zanjado la 'popular' Ana Beltrán.

UNA NUEVA POLÉMICA TRAS EL CRIMEN DE SAN JORGE

No hace mucho que la sala de emergencias de Navarra fue objeto de otra polémica.

En concreto, su protocolo de actuación fue duramente criticado tras el operativo desarrollado durante el llamado crimen de San Jorge en el que un hombre asesinó a su suegro y después se atrincheró en una vivienda el pasado 5 de agosto.

En esta ocasión, dos sindicatos de la Policía Foral denunciaron que el cuerpo navarro fue "apartado" del caso en detrimento de la Policía Nacional, que asumió la labor de investigación y la práctica totalidad del operativo.

Así, SIPNA-FEPOL y CSIF/SPF criticaron que desde SOS Navarra se informó "únicamente" a la Policía Municipal de Pamplona y que poco después la Policía Nacional acudíó al lugar y decidió movilizar a su unidad GEO que debía trasladarse desde Guadalajara, sin que la Policía foral tuviera conocimiento del suceso hasta una hora más tarde pese a contar con un Grupo de Intervenciones Especiales.

Esta actuaición de la sala de emergencias navarra implicó la comparecencia de la propia presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, quien defendió en todo momento la gestión realizada por el 112. 

"La actuación de la Sala de Coordinación del 112 fue conforme al protocolo establecido para sucesos de este tipo y, una vez revisados los tiempos de movilización de recursos operativos, la coordinación del incidente se realizó correctamente y con tiempos de respuesta adecuados y proporcionados", destacó la propia Barkos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un vecino denuncia que el 112 de Beaumont se negó a avisar a la Guardia Civil ante el crimen de Cáseda