• jueves, 09 de diciembre de 2021
  • Actualizado 02:52

 

 
 

TERRORISMO

Calle Manuel López González

Cuatro hermanos del Guardia Civil asesinado en Pamplona en 1978 viajan desde Cáceres para conocer la calle que lleva su nombre en Lezkairu. 

De izquierda a derecha María del Carmen, Pedro, Francisco y Juan José.
De izquierda a derecha María del Carmen, Pedro, Francisco y Juan José López González en la calle de Lezkairu que lleva el nombre de su hermano Manuel asesinado por ETA en mayo de 1978.

Entre el barrio de Lezkairu y Cáceres hay casi 700 kilómetros de carretera. Entre 1978 y 2015, un sinvivir de angustia y desazón para la familia de Manuel López González, asesinado por ETA en Pamplona el 9 de mayo de 1978. Han pasado 37 años para tratar de cerrar alguna herida y caminar por un barrio a semiconstruir.

Cuatro de los hermanos de Manuel López González se han desplazado hasta Pamplona para conocer la calle que el Ayuntamiento le puso a su hermano en memoria y recuerdo de su asesinato. Entre los que se desplazaron hasta la capital navarra se encuentra Francisco, presente en el momento del atentado y herido en la misma acción de ETA. Con un cigarro y la cabeza posiblemente rememorando los momentos junto a su hermano Manuel en Pamplona, recorre ahora la calle a nombre de aquel chico de 23 años con planes de boda a la vuelta de los siguientes Sanfermines. 

Pero en Lezkairu no hay placa, posiblemente caída o perdida durante la construcción de algunos edificios colindantes. "Qué pena. La vimos en su momento en google maps, pero ahora no está puesta", se lamentan los hermanos, que querían ver reflejado el nombre de Manuel en una calle de la ciudad donde fue asesinado. Justo la marquesina de villavesa que para en la calle Juan Pablo II sí muestra el nombre, y esto consuela a esta familia que ama Pamplona. 

"Mi mujer era de aquí", relata Francisco. "Tenemos los mejores recuerdos de Pamplona, queremos a esta tierra hospitalaria y que siempre nos ha recibido bien. Hay muy buena gente. La pena es que pasara lo que pasó. Y todo para nada", reflexiona Pedro, otro de los hermanos que ha viajado para conocer el lugar. 

Toda la familia se hospedó durante el puente del Pilar en una casa rural de Estella, donde aprovecharon también para citarse con la rama de la familia que ahora vive en Cataluña. Y todos, mayores y pequeños, acudieron a conocer la calle de Manuel López González. Hicieron fotos y recorrieron cada palmo de acera como si pisaran un bello recuerdo o les transportara a un instante mejor. 

La muerte de Manuel fue muy dura para la familia. Los terroristas, tal y como relata el libro Relatos de Plomo, hicieron estallar una bomba al paso de un jeep de la Guardia Civil por la cuesta de la estación. La onda expansiva hizo que Manuel se golpeara violentamente y muriera pocas horas después en el hospital. Se iba a casar con una chica de Burlada, pero todo se fue al traste. Su hermano Francisco, que aquel día patrullaba con él, resultó herido y permaneció hospitalizado hasta mitad de julio. 

En 1990 se celebró el juicio por este asesinato contra tres acusados, todos presuntos integrantes del Comando Txindoki. El fiscal solicitó una pena de 48 años de cárcel para cada uno de los tres terroristas, por la muerte de Manuel y las lesiones causadas a otros agentes. Los tres supuestos autores del crimen habían detallado a la policía, en el momento de su detención en 1979,  con exactitud como llevaron a cabo el atentado. Sin embargo, la sentencia fue absolutoria porque el juez no encontró testigos ni otras pruebas. 

Es uno de los crímenes de ETA en Navarra sin resolver, aunque los tres etarras aseguraron haber cometido ellos mismos la acción. 

Entre Cáceres y el barrio de Lezkairu hay casi 700 kilómetros de distancia. Los hermanos de Manuel regresan a su tierra tras conocer el lugar de Pamplona donde se rinde un pequeño tributo a la vida de su hermano. "Nos vamos contentos de haber visto la calle y de comprobar que está en una zona nueva de Pamplona, llena de vida", señalan.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Calle Manuel López González