SUCESOS

Denuncian nuevas estafas telefónicas en Navarra: "Dicen que son de Microsoft y te roban tus datos"

Los distintos cuerpos policiales han registrado alrededor de 40 denuncias por intentos de esta estafa.

La Policía Foral advierte sobre la existencia de campañas masivas de estafas telefónicas. POLICÍA FORAL
La Policía Foral advierte sobre la existencia de campañas masivas de estafas telefónicas. POLICÍA FORAL

La Policía Nacional ha recibido una treintena de denuncias en los últimos meses y la Policía Foral otras siete relacionadas con un intento de estafa informática en el que los presuntos autores se hacen pasar por técnicos de Microsoft. Además, el Centro de Mando y Coordinación de Policía Foral ha recibido numerosas consultas de personas que han recibido este tipo de llamadas.

"Siempre cae alguien", asegura una de las víctimas. La pamplonesa Amaya García, de 41 años, ha sido una de las personas que pudo reaccionar a tiempo y escapar de la situación a la que deben hacer frente aquellos que sí acaban por creer en las palabras de los estafadores.

El primer paso que dan los ciberdelincuentes consiste en obtener el número telefónico de su víctima con el objetivo de ponerse en contacto con ella y tener acceso a su información y dispositivo.

Las llamadas se dirigen tanto a teléfonos móviles como fijos. En ella, los estafadores se identifican y se hacen pasar por un servicio de soporte técnico. "Contactó conmigo una persona con acento extranjero, a través del número de casa, y me dijo que llamaba desde Microsoft para advertirme de la presencia de un malware (o software maligno) en mi ordenador", narra García, que recibió la llamada este lunes.

UN ERROR URGENTE

De esta manera, los estafadores mienten sobre el estado de los dispositivos, asegurando que estos están es riesgo y que es necesario intervenir urgentemente. La navarra asegura que contestó de inmediato a las sugerencias que venían del otro lado de la línea, negándose a ceder a sus propuestas, con un contundente "¡Ya tengo antivirus!". 

Sin embargo, a la navarra le garantizaron que realmente iba a necesitar de su ayuda porque el antivirus no le serviría de nada para solucionar esos supuestos fallos que tenía en su ordenador. "Por eso, dije que ya lo arreglaría yo. Y colgué", justifica García.

Precisamente al día siguiente, le volvieron a llamar desde el mismo sitio y con la misma excusa que la vez primera, a lo que la víctima colgó enseguida con un rotundo "¡No me interesa!". 

García asegura que, tras esta experiencia, decidió indagar por Internet debido a las sospechas que esta le había causado. De esta manera, vio que se trataba de una estafa: "Al parecer, modifican y roban tus datos a través de un sistema de conexión remota". 

La pamplonesa, que actualmente reside en el municipio de Fontellas, destaca que una amiga suya recibió una llamada similar la semana pasada y, más recientemente, su propia madre. 

Por su parte, la Guardia Civil también ha advertido sobre nuevos casos recientes conocidos en Navarra. El pasado sábado 24 de agosto, a las 14.40 horas, fue registrada una llamada similar en un domicilio de la calle Pintor Crispín, en la capital navarra. 

La llamada duró unas dos horas, hasta las 16.30. "El compareciente manifestó que recibió una llamada telefónica desde el número 2270130779, en la cual se identificaron como personal de la compañía Microsoft y le indicaron que su ordenador presentaba problemas de seguridad, sobre los que tendrían que actuar para garantizarle el buen funcionamiento de su equipo", ha informado la Benemérita. 

Si una víctima accede al chantaje de sus estafadores, según indica la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), se encuentra con un error en el navegador web, un aparente aviso del sistema u otra ventana emergente en su ordenador.

Junto con el texto del aviso, se facilita un número de teléfono de ayuda para solucionar el supuesto problema que presenta el dispositivo.

UNA LLAMADA VEROSÍMIL

Para dar mayor verosimilitud, es posible que estos ciberdelincuentes se dirijan a su objetivo por su nombre o incluso que ofrezcan alguna información sobre su equipo. Incluso, si este asegura que carece de ordenador en casa, no cesarán en su empeño e intentarán que la víctima siga sus órdenes.

Las indicaciones suelen comenzar con una serie de datos técnicos para tratar de dar mayor peso a la llamada. El siguiente paso se basa en la excusa de que se trata de un error muy serio que requiere tomar medidas de forma urgente e inmediata.

Por eso, se solicita la instalación de un programa de acceso remoto. Son herramientas que permiten el control de un ordenador o un móvil a distancia, advierten desde la OSI. 

Los resultados se traducen en la exposición de toda la información personal almacenada en el ordenador: documentos, fotografías, vídeos y otros archivos, que podrían ser sustraídos.

Además, los servicios asociados también pueden verse afectados. De hecho, los atacantes pueden llegar a conocer las contraseñas de acceso a redes sociales o correo electrónico, permitiéndoles realizar acciones libremente en nombre se su víctima, sin su consentimiento.

La OSI informa de que el propio equipo también puede verse deteriorado, así como el presupuesto económico del afectado: "Si proporcionamos información de pago, como pueden ser las credenciales de la banca online o los datos de la tarjeta de crédito, podrían realizarnos cargos no autorizados". 

CAMPAÑAS MASIVAS

La Policía Foral ha advertido de que este tipo de engaño no es nuevo, sino que los autores realizan campañas masivas y aleatorias, utilizando para ello números de teléfono.

Es posible que en estos momentos estén dirigiéndose a teléfonos con el prefijo 948 y por ello se están detectando numerosos casos en la Comunidad foral.

En otras ocasiones, ha añadido, los autores sí que cuentan con información sobre la víctima, por ejemplo obtenida a través de sus perfiles en redes sociales. Pero en ambos casos, juegan con la sorpresa de las víctimas y su miedo a perder la información almacenada en los ordenadores.

Ante este tipo de hechos, desde Policía Foral se recomienda tomar una postura de cautela, sobre todo si previamente no se ha solicitado ningún servicio de asistencia técnica.

En caso de duda, nunca se deben otorgar permisos informáticos, y si se cree que es un intento de estafa, es preciso interponer la correspondiente denuncia en un cuerpo policial.

Por su parte, la Policía Nacional ha señalado que este modus operandi no es el mismo con el que actúan los verdaderos operarios de Microsoft y ha recomendado que, si un usuario recibe una llamada de este tipo, "no facilite ningún dato personal ni bancario".

Además, ha aconsejado "no realizar ninguna operación en el ordenador que indique el supuesto operario" y, en caso de sospechar de que se trata de una posible estafa, cortar totalmente la comunicación y ponerse en contacto con la Policía Nacional a través de una llamada al 091, donde los afectados serán informados de los trámites que pueden seguir.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Denuncian nuevas estafas telefónicas en Navarra: "Dicen que son de Microsoft y te roban tus datos"