PREMIUM  SOCIEDAD

La violinista pamplonesa Marta Ramírez triunfa en Bilbao con un concierto de música barroca ante 700 personas

Está becada para ampliar sus conocimientos musicales y acudió como parte del grupo portugués Favola d’Argo para interpretar piezas españolas.

La violinista Marta Ramírez.
La violinista Marta Ramírez.  

La esencia pamplonesa ha vuelto a dejar su huella más allá de las fronteras navarras. Esta vez lo ha hecho la violinista de la capital foral, Marta Ramírez, que logró cosechar un gran éxito en la Semana Grande de Bilbao, de la mano del conjunto portugués Favola d’Argo. El aforo, hasta los topes, marcó la cifra de 700 personas que asistieron a la Iglesia de la Encarnación el pasado jueves para presenciar el homenaje que este conjunto con sede en Oporto brindó a la música barroca española.

Favola d’Argo fichó para la actuación a Marta Ramírez, que pudo acompañar a la soprano Rosana Orsini, el clave Marco Brescia, el cello Carlos Montesinos, la viola Nuria Pujolras y la también violinista Guadalupe del Moral.

Sobre un escenario alfombrado en rojo y de fondo oscuro, Favola d’Argo obsequió al público con dos cantatas de José de Nebra (1702-1768) –autor del famoso réquiem por la reina Bárbara de Braganza y de más de 170 obras litúrgicas– y un concierto para tecla en Si bemol mayor de Giuseppe Sammartini (1695-1750) –protegido del Príncipe de Gales y oboe en la orquesta de la ópera de Londres–.

El recital quedó enmarcado en el ciclo de música clásica que traza el Ayuntamiento de Bilbao todos los años por estas fechas. Hace ya varias décadas que se eligió como sede la Iglesia de la Encarnación, al haberse quedado la Catedral demasiado pequeña. Desde una hora antes del concierto, decenas de personas hacían cola en el barrio de Atxuri. El templo, de principios del siglo XVI, interior gótico y portada renacentista, también es sede del museo diocesano de arte sacro de esta ciudad.

APRENDIZAJE CONSTANTE

Con este concierto, Marta Ramírez pone fin a un verano intenso, que también le llevó al pirineo francés. El pasado 1 de agosto participó en el festival de música antigua de Saint-Savin, muy cerca de Lourdes. Allí el programa consistió en cantatas de José de Torres Martínez y Bravo, Sebastián Durón y Juan Francés de Iribarren; extractos de la ópera Acis y Galatea, de Antonio de Líteres; y algunas piezas instrumentales de Santiago de Murcia. En esta velada también participó la soprano navarra Amaia Azcona.

Ramírez, becada por la fundación Caja Navarra para seguir ampliando su formación en interpretación histórica en la Schola Cantorum  Basiliensis (Suiza), enlaza así dos grandes resultados tras su primer gran concierto en Madrid, celebrado en la Juan March el pasado mayo.

Esta violinista pamplonesa comenzó sus estudios en la escuela de música Joaquín Maya. Tras completar el grado profesional en el conservatorio Pablo Sarasate, hizo las maletas y se trasladó a Londres, graduándose en el Trinity Laban Conservatoire. Posteriormente, amplió su formación, esta vez ya con claro tinte barroco, en el Koninklijk Conservatorium de La Haya, con una beca de ampliación de estudios artísticos del Gobierno de Navarra. Desde 2015, reside en Basilea, donde continúa con su especialización.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La violinista pamplonesa Marta Ramírez triunfa en Bilbao con un concierto de música barroca ante 700 personas