PREMIUM  SOCIEDAD

Las víctimas del amianto en Navarra irán al juzgado para reclamar daños y perjuicios por la muerte de una trabajadora

La asociación ha manifestado que la trabajadora prestó servicios en la sección donde se fabricaban los paneles para las estufas catalíticas.

Concentración ante el Palacio de Justicia por un juicio por una muerte por amianto. IÑIGO ALZUGARAY
Concentración ante el Palacio de Justicia por un juicio por una muerte por amianto. IÑIGO ALZUGARAY  

La Asociación de Víctimas de Amianto Navarra (ANANAR) ha expresado en un comunicado que el día 11 de marzo se celebrará un juicio en los Juzgados de Pamplona en reclamación de daños y perjuicios por la enfermedad y fallecimiento de la trabajadora M.A.M.A. contra la empresa BSH Electrodomésticos España S.A. y el Gobierno de Navarra, y la compañía de
Seguros Allianz Global Corporate, en reclamación de una indemnización por la enfermedad padecida en vida por la trabajadora y otra indemnización reclamados en concepto de fallecimiento.

La trabajadora ha prestado servicios para la mercantil SER entre los años 9/10/1964 al 24/1/1967, pasando después a denominarse BS Electrodomésticos S.A. para la que prestó servicios entre el 25/1/1967 al 15/12/1983, actualmente la empleadora se denomina BSH Electrodomésticos S.A.

En fecha del 27 de Julio de 2017 la trabajadora fue diagnosticada de carcinoma microcitico de pulmón por parte del Hospital de Navarra. En fecha 16 de octubre de 2017, la trabajadora presentaba un carcinoma microlítico de pulmón estadio IV por afectación hepática y pulmonar bilateral. La trabajadora falleció en fecha 19 de octubre de 2017 a consecuencia de esta grave enfermedad.

La asociación ha manifestado que la trabajadora prestó servicios en la sección donde se fabricaban los paneles para las estufas catalíticas. "El amianto se encontraba en unos sacos y se colocaba en unas cajas que se llevaban hasta el horno donde se cocía a 800º, y se volvía a meter en sacos. Después se llevaba a un molino que estaba en el centro de la planta donde se molía, una vez molido se colocaba sobre unas bandejas".

"Una vez se había vertido el amianto sobre la bandeja las operarias lo extendían y cardaban con una especie de tenedores. Una vez extendido el amianto en polvo los operarios, colocaban unas mantas de amianto por encima y los ajustaban con unos junquillos. Tras esta operación se colgaban los paneles en unas cadenas y se sometían a pruebas para comprobar si el amianto estaba bien colocado", han expresado.

"En caso de estar mal colocado el trabajador tenía que desmontar la pieza colocar bien el amianto y volver a montarlo", denuncian. 

"Se fabricaban hasta 900 paneles en un día en dos turnos. Esta operación se realizaba sin que al empresa adoptase las preceptivas medidas de seguridad que resultaban exigibles en base a al normativa vigente en la época, motivo por el cual la trabajadora tras años de exposición incontrolada al amianto desarrolló al grave enfermedad a consecuencia de la cual falleció", han concluido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las víctimas del amianto en Navarra irán al juzgado para reclamar daños y perjuicios por la muerte de una trabajadora