PREMIUM  SOCIEDAD

Barkos niega que los okupas de Rozalejo homenajeen a ETA y no descarta volver a desalojarlo

Ha comentado que, "hasta donde ella sabe", no se han producido homenajes al etarra Mikel Castillo, sino "un acto de recuerdo".

Uxue Barkos, presidenta del Gobierno de Navarra, antes de entrar al pleno del Parlamento de este jueves. PABLO LASAOSA
Uxue Barkos, presidenta del Gobierno de Navarra, antes de entrar al pleno del Parlamento de este jueves. PABLO LASAOSA  

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha señalado, sobre el homenaje que se celebró esta semana en el Palacio Marqués de Rozalejo en torno al etarra Mikel Castillo, que  "hasta donde yo sé no existe esa circunstancia; sí es cierto que hay un acto en recuerdo de esta persona que se viene produciendo todos y cada uno de los años desde que se produjeron los desgraciados sucesos".

Igualmente, ha manifestado que el Ejecutivo "de ninguna manera está de acuerdo con esa ocupación". "El Gobierno siempre ha dicho que va a seguir trabajando por recuperar un edificio que es un espacio público y por lo tanto en esa línea vamos a seguir trabajando", ha expuesto.

En declaraciones a los medios de comunicación, Barkos ha indicado que "el fenómeno okupa es algo que se produce y se reproduce en multitud de ciudades y es una cuestión que hay que analizar y sobre todo superar".

Preguntada en concreto por la charla en torno a Castillo celebrada esta semana dentro del edificio, la presidenta ha afirmado que es un acto que "de ninguna manera puedo compartir". "El Gobierno va a trabajar en lo que le corresponde en el cumplimiento de la ley respecto a cualquier acto de apología de terrorismo, cuando se produce en esos términos, y nunca a priori como dicta la doctrina del Tribunal Supremo", ha agregado.

Por otro lado, ha considerado "una vergüenza" el "intento de hacer de la violencia un asunto electoral en la recta final de la legislatura" y ha preguntado al líder de UPN "si está utilizando el enaltecimiento al terrorismo y el dolor de las víctimas con vocación de rédito electoral".

Además, Barkos ha defendido la solicitud de suspensión de la orden de desalojo del Palacio Marqués de Rozalejo que realizó en agosto el Ejecutivo foral argumentando que fue la decisión "más procedente, prudente y responsable".

En respuesta a sendas preguntas de UPN y PPN en el pleno de la Cámara foral, Barkos ha asegurado que el Ejecutivo solicitó al juez la suspensión de la orden del desalojo del denominado 'Gaztetxe Maravillas' para "preservar y asegurar el mantenimiento de la seguridad ciudadana y, sobre todo, buscando la garantía de que podamos hacer efectiva esa acción de desalojo, que se pueda extender en el tiempo por las circunstancias propias del edificio".

Según ha indicado, "se trata de una decisión que el Gobierno adopta estimando que en ese momento prevalece el deber de preservar la seguridad ciudadana, por el deber de recuperar un patrimonio público, un deber al que no hemos renunciado".

En este sentido, la jefa del Ejecutivo ha señalado que el Gobierno no renuncia a que el Palacio del Marqués de Rozalejo sea la sede del Instituto de la Memoria y ha insistido en que se pidió la suspensión hasta que "podamos garantizar ese desalojo definitivo"

"El Gobierno pide la suspensión de la orden de desalojo, no pide que se archive la denuncia que habíamos puesto un año antes y no compartimos la decisión de archivar la denuncia", ha expuesto la jefa del Ejecutivo foral, para recordar que el Gobierno de Navarra ha recurrido el auto en el que se archiva la causa.

Asimismo, Barkos, preguntada por si el Ejecutivo se ha puesto en contacto con los okupas, ha indicado que "no le corresponde al Gobierno; son ámbitos de competencia municipal y debiera expresarlo el Ayuntamiento de Pamplona".

"No le corresponde al Gobierno estar en contacto o llegar a negociaciones, hay un contacto por vía judicial, por vía notarial... y ha habido intentos del Gobierno por que fuera por la vía del diálogo y no renunciamos a ellos", ha señalado.

BEAUMONT SE EXCUSA EN LA VULNERABILIDAD DEL EDIFICIO POR LA REOCUPACIÓN

La consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia del Gobierno de Navarra, María José Beaumont, ha asegurado que no dio instrucciones a la Policía Foral sobre cómo actuar respecto al desalojo y nueva ocupación del Palacio del Marqués de Rozalejo porque el cuerpo policial y su jefatura "tienen criterio suficiente y confianza del Gobierno para ser ellos quienes tomaran las decisiones".

"No di instrucciones, no tengo ninguna necesidad", ha destacado Beaumont, quién ha afirmado que tampoco dieron instrucciones ni la portavoz del Gobierno de Navarra, María Solana, ni la presidenta del Gobierno foral, Uxue Barkos.

Preguntada en el pleno de la Cámara por el PPN sobre el motivo por el que pudo volver a ser ocupado el Palacio Marqués de Rozalejo después de haber sido desalojado por la Policía Nacional y la Policía Foral, Beaumont ha remarcado que el inmueble es "un edificio vulnerable, tanto por su estructura, características y localización", por lo que presenta "importantes dificultades para realizar un cierre eficaz del mismo".

En este sentido, ha detallado, entre otros aspectos, que presenta un patio de forma rectangular de fácil acceso desde la cubierta; una terraza interior entre Navarrería y Mañueta de acceso desde el edificio y terrazas de edificios colindantes; y que también son "vulnerables" los balcones de la fachada principal del edificio por la proximidad a los inmuebles continuos. "Por eso se pudo volver a ocupar", ha afirmado.

Tras dar a conocer el informe de los técnicos de servicio de Patrimonio del Gobierno sobre las actuaciones realizadas en el edificio tras el desalojo practicado, como el bloqueo de ventanales, colocación de chapas o cerramientos, Beaumont ha asegurado que "todo el personal público actuante consideró suficientes las actuaciones de cerramiento practicadas a fin de evitar una nueva ocupación".

Por este motivo, ha agregado la consejera, "no se consideró necesario mantener una vigilancia policial permanente, vigilancia policial que en todo caso plantearía dificultades en el exterior, conllevaría un gran esfuerzo de recursos humanos y afectaría al comercio y la libre circulación de vecinos".

La portavoz del PPN, Ana Beltrán, ha replicado a Beaumont si le está "tomando el pelo" teniendo en cuenta que los okupas "entraron por la puerta con una radial". Ha expresado su agradecimiento a Policía Foral y Policía Nacional por la "impecable labor que desarrollaron" y ha preguntado "dónde estaba la Policía Foral" para impedir que el edificio volviera a ser ocupado, cuando "todos sabíamos que los okupas iban a volver a entrar".

A su juicio, el Gobierno de Navarra "quiso permitir la nueva ocupación" y ha planteado "cuál fue la presión que recibieron para permitir que volvieron a entrar los okupas". "Tenemos un gobierno esclavo de la izquierda radical", ha sostenido.

CRÍTICAS DE UPN Y PPN

Por su parte, el portavoz de UPN Javier Esparza ha opinado que el Gobierno de Navarra "ha hecho el ridículo" en lo relativo a la ocupación de Marqués de Rozalejo y se ha preguntado "si la mejor defensa de los intereses generales es mirar 11 meses para otro lado porque son los amigos de EH Bildu y son los que sostienen al Gobierno".

"Mira para otro lado porque le ha hecho presidenta EH Bildu y esos homenajes los impulsa, los ampara y los bendice EH Bildu y no quiere hacerle un feo a su principal socio", ha sostenido Esparza, quien ha considerado que el edificio "se ha convertido en una Herriko Taberna y es lo que es porque Barkos está atada de pies y manos desde el inicio de la legislatura".

Asimismo, el líder regionalista ha criticado "la doble vara de medir" de la jefa del Ejecutivo foral por censurar la charla en torno al etarra Mikel Castillo en el Palacio de Rozajelo y a su vez que el Gobierno hiciera "un homenaje al mismo miembro de ETA".

También la 'popular' Ana Beltrán ha sido muy crítica con el Gobierno de Navarra y ha considerado que la ocupación, desalojo y reocupación del Palacio Marqués de Rozalejo es "un caso claro de dejación de funciones, de debilidad y claudicación por parte del Gobierno de Navarra y la presidenta".

"Tiene el deber principal de perseguir delitos y solicitar la suspensión del desalojo es una decisión arbitraria e injusta", ha reprochado Beltrán a Barkos, de quien ha criticado que como presidenta "haya pedido al juez que no se cumpla la ley". "Nos debe defender a todos de los 'okupas borrokas', que se saltan las leyes y que se burlan de todos, a los que tiene que defender. Ha demostrado ser una presidenta débil y timorata", ha sostenido.

En su opinión, "a los insumisos que han violado la ley les ha convertido en vencedores, se sienten impunes gracias a usted, tan impunes y crecidos que han pretendido realizar un homenaje a un etarra, una ofensa brutal a las víctimas del terrorismo y a toda la sociedad navarra". "Es un caso claro de que presente su dimisión", le ha dicho a Barkos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Barkos niega que los okupas de Rozalejo homenajeen a ETA y no descarta volver a desalojarlo