• jueves, 07 de julio de 2022
  • Actualizado 06:27
 
 

UNIVERSIDAD

Buscan voluntarios en Navarra para una investigación sobre expresiones faciales

La iniciativa se enmarca dentro del proyecto Emotional Films, que busca para generar contenidos audiovisuales que variarán en función de las emociones de los espectadores.

16-09-2020 Universidad Pública de Navarra.
SOCIEDAD ESPAÑA EUROPA NAVARRA
UPNA
Imagen de archivo de la Universidad Pública de Navarra

Personal investigador del Instituto Smart Cities (ISC) de la Universidad Pública de Navarra ha puesto en marcha la aplicación web Emotional Films, de acceso universal, con el objetivo de generar una gran base de datos de expresiones faciales vinculadas a emociones, para lo que buscan voluntarios con los que conseguir una tecnología lo más inclusiva posible y libre de sesgos.

La iniciativa se enmarca dentro del proyecto Emotional Films, cuyo primer reto es desarrollar la tecnología necesaria para generar contenidos audiovisuales (películas, videojuegos, avatares virtuales, etc.) que variarán en función de las emociones de los espectadores.

En el proyecto también se estudian otras posibles aplicaciones que pueda tener la tecnología desarrollada en ámbitos como la medicina, la educación o el turismo, ha informado la UPNA.

En la actualidad, el equipo ya ha desarrollado la tecnología requerida para reconocer emociones a partir de expresiones faciales, y ahora, los responsables del proyecto están trabajando para evitar los sesgos demográficos del sistema de inteligencia artificial.

"Si solo alimentamos al sistema con emociones representadas por personas caucásicas, por poner un ejemplo, el sistema no será capaz de analizar de manera precisa las emociones de otras razas, por lo que necesitamos cubrir todos los perfiles para limitar esos sesgos y que el sistema funcione correctamente", explica Mikel Galar, investigador de la UPNA y director técnico del proyecto.

El proyecto Emotional Films también tendrá aplicaciones en otros sectores como el médico, turístico o educativo. Identificar las emociones que experimenta una persona que visita, por ejemplo, un determinado lugar, permitirá ofrecer experiencias personalizadas en el campo del turismo de nueva generación con la implementación de aplicaciones o dispositivos in situ.

Emotional Films también permitirá reforzar el trabajo de psicólogos o psiquiatras en la atención a sus pacientes o, en general, aportar nuevas herramientas a profesionales de multitud de industrias en las que inferir las emociones del usuario puedan ser factores de interés y humanización.

Para conseguir una muestra suficientemente amplia de individuos, el equipo de investigación ha optado por una doble vía. Por una parte, instalarán un set de rodaje en la UPNA, donde a partir de este mes de marzo se registrarán las expresiones faciales de voluntarios y voluntarias mientras contemplan una serie de vídeos seleccionados para provocar distintas reacciones emocionales.

"Esta opción tiene la ventaja de que nos permitirá conseguir imágenes de muy alta calidad y desde distintos ángulos, porque instalaremos un total de nueve cámaras en el set, pero, lógicamente, es complejo conseguir que la gente se desplace hasta el set y planificar los rodajes de un volumen considerable de personas", desgrana Galar.

Por eso, la segunda vía para la captación de datos es una aplicación web desarrollada para que pueda ser accesible desde cualquier navegador y dispositivo con cámara frontal integrada.

La aplicación es accesible desde el enlace y permite, previo registro del usuario, grabar en tiempo real sus expresiones faciales, además de otros aspectos como la luz ambiental.

Posteriormente, la aplicación registra los datos en la base de datos que alimentará el modelo de inteligencia artificial, respetando todos los requerimientos en materia de protección de datos.

Para conseguir una muestra de personas lo más amplia posible, la UPNA ha adjudicado mediante concurso público la confección de la muestra de población a una tercera empresa, que seleccionará perfiles variados en ciudades como Madrid o Barcelona. Además, el equipo de investigación de la UPNA está ideando fórmulas para difundir e incentivar el uso de la aplicación entre el público general.

Las mismas fuentes explican que el sistema que está desarrollando el equipo de la UPNA permitirá procesar la imagen del usuario en tiempo real a través de una red neuronal convolucional, que analiza la imagen y la categoriza en función de las seis emociones básicas: felicidad, tristeza, miedo, sorpresa, asco e ira.

A partir de la información registrada, el sistema puede tomar de manera autónoma decisiones respecto a variables del contenido en el que se aplique. De entre los muchos usos previstos, el primero donde se incorporará será en una producción audiovisual de animación.

"Uno de los primeros resultados que esperamos del proyecto es una pieza audiovisual que haga uso de esta tecnología y sea demostrativo de las oportunidades que el sistema brinda", resume Mikel Galar para añadir que la intención para el futuro es desarrollar un paquete de herramientas que esté al alcance de otros creadores del mundo audiovisual que quieran generar contenidos que reaccionen a las emociones del espectador


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Buscan voluntarios en Navarra para una investigación sobre expresiones faciales