SOCIEDAD

Recomiendan pautar ejercicio físico en los hospitales para mejorar la calidad asistencial

Cuatro especialistas de tres países participaron este lunes en una jornada de actualización sobre ejercicio físico y salud este lunes en la UPNA. 

Ponentes de la jornada organizada por la UPNA. CEDIDA.
Ponentes de la jornada organizada por la UPNA. CEDIDA.  

Expertos reunidos en la Universidad Pública de Navarra (UPNA) han coincidido en la necesidad de incorporar “un ejercicio físico bien pautado y prescrito, con el trabajo multidisciplinar de profesionales sanitarios y titulados en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, para mejorar aún más la calidad asistencial de los hospitales”.

Cuatro especialistas de tres países participaron este lunes en una jornada de actualización sobre ejercicio físico y salud titulada '¿Por qué fijarnos en la cronicidad cuando lo importante es la función?'.

La sesión, centrada en los beneficios de la actividad física en la salud de las personas mayores y en aquellas con patologías crónicas, había sido organizada por la Facultad de Ciencias de la Salud y del Departamento de Ciencias de la Salud de la institución educativa y contó con la asistencia de casi 200 personas.

“A veces, el propio encamamiento del paciente y la falta de actividad física son más deletéreos para su salud que algunos tratamientos, por muy agresivos que estos sean, señaló durante la jornada uno de los ponentes, Mikel Izquierdo Redín, catedrático del Departamento de Ciencias de la Salud de la UPNA. Un buen ejemplo es el reposo que se suele asociar a la quimioterapia o el hecho de que nuestros mayores apenas se muevan cuando están hospitalizados. Nunca es uno demasiado débil, enfermo o mayor para beneficiarse del ejercicio físico”.

Este investigador, adscrito al Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (IdiSNA) y a Navarrabiomed (centro de investigación biomédica del Gobierno de Navarra y la UPNA), resaltó que las ciencias médicas y del ejercicio han concluido que aquella actividad física programada, planificada y regulada en su tiempo, intensidad y frecuencia de práctica y guiada por un profesional “no es solo una estrategia preventiva, sino que también tiene la capacidad de ser una terapia para enfermedades como la diabetes y la hipertensión arterial”.

“Así, por ejemplo, el ejercicio de tipo intermitente, de alta intensidad, pero de corto volumen, reconocido científicamente como el HIIT, del inglés ‘High Intensity Interval Training’, y el ejercicio físico de fuerza muscular han demostrado mejorar el control de la glucosa en sangre y de la presión arterial, logrando así también disminuir la prevalencia de diabetes e hipertensión en algunos perfiles de pacientes con estas enfermedades”, añadió este docente.

TEMÁTICAS DE LA JORNADA

Esta jornada, celebrada en la Facultad de Ciencias de la Salud de la UPNA en Pamplona, abordó cuestiones como los beneficios del ejercicio intrahospitalario en patologías crónicas, la planificación del entrenamiento combinado en adultos mayores, la prescripción del ejercicio físico de precisión para la mejora de la salud y de la calidad de vida en personas sanas y con patologías, y el papel de la actividad física en la prevención y tratamiento de la diabetes tipo II y de la hipertensión.

Los ponentes de este encuentro, además de Mikel Izquierdo, fueron Alejandro Lucía Mulas, catedrático de la Universidad Europea de Madrid; Eduardo L. Cadore, investigador de la Universidad Federal de Río Grande del Sur (Brasil) y Cristian Álvarez, profesor de la Universidad de los Lagos (Chile). Además, la presentación de la jornada corrió a cargo de Roberto Aguado Jiménez (decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UPNA) y Álvaro Casas Herrero (presidente de la Sociedad Española de Geriatría y facultativo especialista del área de Geriatría en el Servicio de Geriatría del Complejo Hospitalario de Navarra).


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Recomiendan pautar ejercicio físico en los hospitales para mejorar la calidad asistencial